Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Navarra.-En Navarra se realizaron 26 trasplantes renales, 19 hepáticos y 7 cardíacos durante 2008

2/01/2009 - 14:10

Se registraron seis negativas familiares a donar y supusieron una ruptura de la tendencia de 2006 y 2007

PAMPLONA, 2 (EUROPA PRESS)

En Navarra se realizaron, durante 2008, un total de 26 trasplantes renales (3 de ellos de donante vivo), 19 hepáticos (uno de los cuales mediante la técnica "donante dominó" y 3 de donante vivo) y 7 cardíacos, además de 1.361 donaciones de sangre de cordón umbilical (SCU).

Así lo indicó esta mañana en el Hospital de Navarra el doctor Juan José Unzué, coordinador de trasplantes de la Comunidad Foral, quien estuvo acompañado del doctor José Elizalde, responsable de trasplantes en el Hospital de Navarra. En 2007, las cifras fueron de 18 trasplantes renales, 18 hepáticos y 7 cardíacos.

Además, durante 2008, se detectaron en los centros hospitalarios navarros un total de 27 muertes encefálicas (implica el cese completo e irreversible de la actividad cerebral pero el cuerpo es susceptible de donar órganos) y de esas personas, 12 se convirtieron en donantes reales, ya que se produjeron 8 contraindicaciones médicas y 6 negativas familiares (además de un caso de ausencia de receptor). De esas donaciones, se obtuvieron un total de 26 riñones, 12 hígados, tres corazones y dos pulmones.

Según explicó el doctor Unzué, las negativas familiares fueron protagonizadas por determinados grupos étnicos o de creencias religiosas concretas y supusieron una ruptura de la tendencia registrada en los años 2006 y 2007, cuando no se produjeron negativas.

Por ese motivo, el doctor Unzué hizo hincapié en la necesidad de concienciar a la población contraria a las donaciones, además de hacer énfasis en la donación entre vivos para poder cubrir las listas de espera, algo que no se puede lograr con las donaciones procedentes únicamente de personas fallecidas.

No obstante, el doctor Elizalde puntualizó que no se trata de cifras significativas y que es preciso ver que la cifra de donaciones en el conjunto de años se mantiene constante.

Precisamente, a través de donantes vivos y donaciones de personas mayores, se están manteniendo las cifras de trasplantes a pesar de la disminución notable de fallecidos en accidentes de tráfico. "Con la reducción de los accidentes diminuye también el número de donaciones de gente joven", precisó Unzué.

La donación entre vivos se produce en casos de hígado y riñón. En el primer caso se trasplanta un trozo del órgano, que se regenera por sí solo en el donante, y en el segundo, se dona uno de los dos riñones, ya que es posible vivir sólo con uno. Se trata de donaciones "dirigidas", es decir, que se producen normalmente entre familiares o personas con una relación, después de ser evaluado el caso por un comité ético y un juez. Las donaciones ordinarias son siempre anónimas y desinteresadas.

Actualmente, existen en Navarra un total de 84 personas esperando un riñón (9 de ellos en contraindicación temporal), 21 un hígado (2 de ellos en contraindicación temporal) y 4 personas se encuentran a la espera de un corazón. En el conjunto de España, hay 4.200 personas esperando un riñón, 750 un hígado, 90 un corazón y el mismo número, un pulmón.

En cuanto a los centros hospitalarios donde se realizan estas operaciones, en la Comunidad Foral se producen las extracciones de órganos en el Hospital de Navarra una vez se ha certificado la muerte cerebral de la persona, y las de tejidos (principalmente córneas, huesos y válvulas cardíacas), en el Hospital Virgen del Camino. Los trasplantes se llevan a cabo en la Clínica Universitaria (hígado, corazón y riñón) y el de tejidos, en todos los centros.

El primer trasplante renal en Navarra se produjo en 1969 y desde entonces se han producido un total de 769 trasplantes de este tipo, el primero de hígado tuvo lugar en 1990 y hasta la fecha se han contabilizado un total de 345 trasplantes en la Comunidad Foral, y en cuanto al cardíaco, en 1984 fue el primer trasplante de este tipo y hasta ahora se han realizado un total de 251 operaciones de este tipo en Navarra.

'TRASPLANTE DOMINÓ' Y DONACIÓN CRUZADA

La técnica del 'trasplante dominó', utilizada en trasplantes hepáticos, se presenta como alternativa ante la escasez de órganos y se utiliza al diagnosticarse un caso de "polineuropatía amiloidótica familia polineuropatipolineuropatía amiloidótica familiar" (una enfermedad genética).

Se trata de una patología de larga evolución, de 20 a 40 años, que provoca que el hígado fabrique una proteína anómala que se deposita en distintos órganos, del corazón a los riñones y el cerebro, determinando un grave y fatal deterioro del organismo. Para frenar ese depósito, el enfermo afectado necesita un nuevo hígado, pero el suyo sí está estructuralmente sano, con lo que se puede poner a una persona que esté en lista de espera mayor de 60 años, porque no va a llegar a desarrollar la enfermedad. Así, se crea una donación "en cadena".

Por otro lado, la 'donación cruzada' es una técnica que ya se utiliza en EEUU y Holanda en trasplantes de riñón y se implantará próximamente en España. En este caso, la fórmula sería la siguiente, explicada con el ejemplo de dos parejas de donante-receptor: la A y la B. Ni en la pareja A ni en la pareja B se puede efectuar el trasplante de riñón. Son incompatibles desde el punto de vista sanguíneo, o por cualquier otra circunstancia. Pero si son compatibles entre ellas, es decir, el donante de la pareja A podría donar su riñón al receptor de la pareja B; y viceversa.

DONACIONES DE SANGRE DE CORDÓN UMBILICAL EN NAVARRA

Además de la donación de órganos, hasta diciembre de 2008 se han producido en Navarra un total de 1.361 donaciones de sangre procedente del cordón umbilical (SCU). "Es una cifra fantástica y se ha superado lo que se tenía previsto", dijo Unzué.

Como se sabe, la sangre de cordón umbilical se emplea para transplantes con indicaciones idénticas a las del transplante de médula ósea de donante emparentado, pero en general su aplicación se reserva para cuando no se encuentra un donante de médula ósea compatible.


Otras noticias

Contenido patrocinado