Buscar

Andalucía.- El decreto de prescripción enfermera de Andalucía recoge la obligación de recetar por principio activo

9/01/2009 - 12:44

El proyecto de decreto sobre prescripción de medicamentos por parte de la enfermería andaluza que prepara la Administración autonómica recoge la obligación de este colectivo profesional de recetar fármacos por principio activo, lo que conlleva que el paciente reciba en la farmacia el medicamento disponible más barato, independientemente de si es una marca o un genérico.

SEVILLA, 9 (EUROPA PRESS)

Según el proyecto de Decreto, al que ha tenido acceso Europa Press, la enfermería andaluza sólo podrá autorizar aquellos medicamentos que no estén sujetos a prescripción médica, es decir, aquellos que el usuario puede comprar sin receta en las oficinas de farmacia.

La obligatoriedad de prescribir por principio activo tiene como finalidad principal controlar el gasto en farmacia, una estrategia que la Administración sanitaria andaluza viene empleando en los últimos años y que ya le ha reportado un importante ahorro en las arcas sanitarias.

De hecho, desde finales del año 2001 se ha convertido en una práctica habitual en Andalucía, hasta el punto de que, en la actualidad, el 76,4 por ciento del total de recetas prescritas lo son por principio activo, permitiendo un ahorro al sistema sanitario público andaluz de 245,1 millones de euros.

En cuanto a la capacidad competencial que el Gobierno andaluz esgrime a la hora de aprobar un decreto de estas características, atendiendo al hecho de que la norma básica de rango superior, la Ley del Medicamento, por el momento está pendiente de modificación en el Congreso de cara a autorizar precisamente este punto, la Junta de Andalucía se sustenta en la disposición adicional duodécima de esta Ley, "mediante la cual pueden adoptarse medidas que faciliten la labor de los profesionales sanitarios que, conforme a esta Ley, no pueden prescribir medicamentos", según recoge el proyecto de Decreto andaluz.

La norma andaluza, que se prevé se apruebe la próxima primavera, beneficiará a unos 30.000 enfermeros que trabajan en el sistema sanitario público andaluz, extremo éste último que ya ha sido objeto de debate por algunos agentes sociales implicados en el proceso de alegaciones de esta norma, como la profesión enfermera, al solicitar que se permita también la capacidad de prescribir a los enfermeros que trabajan en la sanidad privada y concertada.

Este hecho ya ha motivado el rechazo de plano de la profesión médica, que argumenta, entre otros motivos, sus dudas acerca de que el Gobierno andaluz cuente en estos momentos con competencias precisas para legislar en esta materia.

De hecho, y en virtud del Real Decreto 9/1996, por el que se regula el régimen de suministro y dispensación de productos sanitarios con cargo a fondos públicos, los médicos entienden que la Junta andaluza pretende con este decreto "extraer la conclusión de que las comunidades autónomas pueden establecer mediante normativa propia modelos específicos de la receta oficial", según se desprende de un documento elaborado a tal efecto por el Consejo de Médicos, al que ha tenido acceso Europa Press.

En la misma línea, alude a la Ley del Medicamento, que regula las garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios y en la que establece que el médico y el odontólogo "son los únicos profesionales para ordenar la prescripción de medicamentos".

Sea como fuere, el proyecto de decreto andaluz otorgará seguridad jurídica al colectivo enfermero en una serie de actos asistenciales que, según vienen defendiendo, ya vienen realizando desde hace años en su labor diaria asistencial.


Otras noticias

Contenido patrocinado