Buscar

En directo
Siga el gran partido de la Champions League: Sevilla - Manchester United

Un juzgado de Granada acuerda abrir juicio oral contra Juana Rivas

EFE.jpg
EFE
8:45 - 8/02/2018 | 13:28 - 8/02/18
  • Por dos delitos de sustracción de menores y uno de desobediencia judicial
  • Hoy se celebrará una vista en la que se fijarán posibles daños y perjuicios
  • Arcuri reclama a Rivas el abono de 1.912,5 euros por los daños causados
Más noticias sobre:

El Juzgado de Instrucción 2 de Granada ha acordado la apertura de juicio oral contra Juana Rivas por dos delitos de sustracción de menores, y subsidiariamente por uno de desobediencia de orden judicial, y ha declarado a un Juzgado de lo Penal como órgano competente para conocimiento y fallo de la causa.

Esta decisión por la vía penal ha sido notificada a las partes horas antes de la vista civil celebrada hoy martes en el Juzgado de Primera Instancia 3, que podrá fijar posibles daños y perjuicios causados a la expareja y padre de los hijos de Rivas, Francesco Arcuri, después de que ella rechazara entregarle a los menores y él tuviera que desplazarse a España desde Italia. Arcuri reclama a Rivas el abono de 1.912,5 euros por los gastos que tuvo que asumir para hacer efectivo el retorno a Italia de los dos hijos que tienen en común, a raíz de que ella permaneciera casi un mes en paradero desconocido incumpliendo las resoluciones judiciales que obligaban a que regresaran con el padre. La Fiscalía ha considerado que están "suficientemente acreditados" los casi 2.000 euros.

La titular del Juzgado de Instrucción 2, María Ángeles Jiménez Muñoz, señala en su auto, al que hoy ha tenido acceso Efe, que "no ha lugar" por ahora a adoptar medidas de carácter patrimonial y mantiene la situación de libertad de la investigada.

Acuerda también notificar a la encausada los escritos de acusación formulados tanto por la Fiscalía como por la acusación particular para que ahora exprese su conformidad o disconformidad.

La nueva resolución judicial supone un paso más en la causa penal contra Juana Rivas y sitúa a esta vecina de Maracena (Granada) a las puertas de un juicio oral que, de acuerdo a la pena solicitada para el delito perseguido, se celebrará en un Juzgado de lo Penal.

La apertura de juicio acordada se produce después de que la Fiscalía solicitara provisionalmente cinco años de prisión para Rivas por dos delitos de sustracción de menores, además de la inhabilitación especial para ejercer el derecho de patria potestad por un plazo de seis años.

Por su parte, Arcuri, que ejerce la acusación particular, ha pedido cinco años de prisión para su expareja por la sustracción de sus dos hijos, además de la pérdida de la patria potestad durante ocho años y que lo indemnice con 30.000 euros por daños materiales y morales.

Al margen de esta causa penal y el procedimiento civil abierto por un juzgado de familia de Granada, en el que hoy se celebra una vista, un Tribunal de Italia mantiene abierto en ese país otro proceso por la custodia de los menores, que se encuentran con su padre desde finales de agosto del año pasado, una vez que Rivas acabó entregándolos a la Guardia Civil en Granada.

Rivas ha justificado en reiteradas manifestaciones públicas y ante la justicia que intentó actuar en todo momento para proteger a sus dos hijos frente a Arcuri, que fue condenado en el 2009 por lesionarla y al que Juana denunció nuevamente por maltrato en julio del 2016, denuncia pendiente de resolución por la justicia italiana.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
07-02-2018 / 10:21
Antonio Andrés
Puntuación 0

Que pague por lo que ha hecho que penalmente conlleva pena de carcel y perdida de patria potestad durante años.

Y que busque otra "asesora" que no la meta en tantos líos.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.