Buscar

La UE prohíbe comercializar productos con presencia de dimetilfumarato, altamente alergénico, como sofás y zapatos

29/01/2009 - 19:19

Los Veintisiete respaldaron hoy en una reunión de expertos la propuesta de la Comisión Europea de prohibir la comercialización de productos de consumo con presencia de dimetilfumarato, una sustancia que puede provocar alergias graves y que se encuentra en artículos elaborados en cuero como sofás, bolsos o calzado. Los productos con dimetilfumarato que hayan llegado al mercado comunitario deben ser retirados de la venta.

BRUSELAS, 29 (EUROPA PRESS)

El dimetilfumarato es utilizado en bolsitas como biocida para evitar que productos como sillones, bolsos o zapatos se estropeen durante su transporte o almacenamiento en condiciones húmedas. La sustancia se coloca en bolsitas o se dispersa en el embalaje para que se evapore e impregne materiales como el cuero para evitar la aparición de moho. Al contacto con la piel puede provocar eccemas difíciles de tratar.

Consumidores en países como Francia, Finlandia, Polonia y Reino Unido han sufrido "graves problemas de salud", tales como irritación en la piel, rojeces, quemaduras y, en algunos casos, dificultad aguda para respirar, debido al contacto con esta sustancia, informó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

La Comisión indicó que varios Estados miembros notificaron al sistema de alerta rápida de la UE para productos de consumo no alimentarios peligrosos (RAPEX) casos de alergia por esta sustancia en sofás, sillones y calzado. Las pruebas clínicas demostraron después que las reacciones cutáneas se produjeron por contacto con el dimetilfumarato.

La decisión adoptada este jueves en el comité de comitología de la UE --que formalmente aún debe ser respaldada por el Parlamento Europeo-- afectará a todos los Estados miembros. No obstante, algunos de ellos ya han tomado medidas ya que Francia y Bélgica "han prohibido esta sustancia", y España "se prepara para hacerlo", según precisó la Comisión.

La comisaria para la Protección del Consumidor, Meglena Kuneva, aseguró que el sistema de alerta europeo permitirá "retirar con rapidez" del mercado comunitario los productos que incluyan la sustancia peligrosa. Además, valoró que la prohibición a nivel europeo permitirá "eliminar los riesgos graves para la salud" de los consumidores que adquieren productos en piel.


Otras noticias

Contenido patrocinado