Buscar

Las instalaciones nucleares comunicaron al CSN en la primera mitad de 2009 más sucesos notificables que en todo 2008

12/07/2009 - 15:27

Las instalaciones nucleares comunicaron al CSN en la primera mitad de 2009 más sucesos notificables que en todo 2008. Concretamente, se notificaron 60 sucesos de las centrales nucleares y de equipos radiactivos españoles durante los primeros seis meses del año, dos más que todos los registrados en 2008.

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Así, en lo relativo al nivel de riesgo de la Escala Internacional de Sucesos Notificables todos los avisos relativos a la primera mitad del año tuvieron una clasificación de nivel 0, lo que significa que no tuvieron significación para la seguridad de los trabajadores, de los ciudadanos ni del medio ambiente.

No obstante, una de las notas informativas del organismo regulador de la energía atómica en España, alcanzó nivel I en dicha escala, pero se refería a la clasificación tras el resultado de la inspección derivada de un suceso notificado por la central nuclear de Ascó II (Tarragona) el 13 de diciembre de 2008. El nivel I indica una anomalía al rebasarse los niveles de explotación autorizados.

Además de estos 60 sucesos notificables se informó de dos simulacros, uno realizado el pasado 25 de junio en la central nuclear de Trillo (Guadalajara) siguiendo las instrucciones de realizar un simulacro anual conforme a los requerimientos establecidos en su Plan de Emergencia Interior (PEI), en el que participaron la Organización de Respuesta ante Emergencias del CSN y la subdelegación del Gobierno de esta provincia, y otro, el llevado a cabo el 26 de marzo en la central nuclear de Ascó I (Tarragona) de acuerdo también a lo preceptivo en el PEI.

ASCÓ I Y II, LAS QUE MÁS NOTIFICARON

Por centrales, Almaraz (I y II), en Cáceres, registraron 3 sucesos notificables, Ascó I (Tarragona), 12; Ascó II (Tarragona), 11; Cofrentes, 5; Santa María de Garoña (Burgos), 7; Vandellós II, 6; y Juzbado (Salamanca) registró 2 sucesos notificables.

Asimismo, el 12 de marzo en el Hospital Universitario de San Joan de Reus (Tarragona) se produjo un atasco de la fuente de CO-60, por lo que se tuvo que seguir el plan de emergencia, accionar los pulsadores de emergencia y desalojar la sala, hasta que se retornó manualmente la fuente a su posición de seguridad.

El pasado 5 de junio, en Mairena de Aljarafe (Sevilla) se sustrajo un equipo radiactivo para la medida de densidad y humedad del terreno que contenía dos fuentes radiactivas de baja actividad.

Finalmente, en la planta de Quercus, en Salamanca, se detectó el 24 de junio una pérdida de agua en una junta de una tubería en el sistema que protege los transformadores de la subestación principal, y el sistema contra incendios tuvo que estar desactivado durante 48 horas.

En todo 2008 se registraron un total de 58 sucesos notificables, seis de ellos relativos a dos sustracciones de equipos radiactivos y sus posteriores hallazgos, a un incidente en un equipo del Hospital Clínico y Provincial de Barcelona y a un centro de la instalación radiactiva de Cualicontrol en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Por centrales, la que más notificaciones generó al organismo regulador fue Ascó II, con 13 sucesos, seguida de Ascó I con 9 sucesos (ambas en Tarragona). También registraron 9 sucesos notificables o reseñas las centrales nucleares de Vandellós II (Tarragona) y Cofrentes (Valencia). A estas les siguen Santa María de Garoña (Burgos) con cuatro sucesos, Trillo (Gualalajara) con 3 incidentes, Almaraz II, con 2 sucesos y Almaraz con 1 suceso notificable. Por su parte, la fábrica de combustible de Juzbado (Salamanca) registró, asimismo, un incidente.

En cuanto al riesgo, en 2008 sobresalió la central nuclear de Ascó I cuyo suceso notificado al CSN fue reclasificado el 15 de abril de nivel 1 provisional en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES) a nivel 2 por considerar el organismo regulador que hubo un "inadecuado control del material radiactivo" y que se proporcionó información "incompleta y deficiente" al CSN al respecto de este suceso. Este hecho derivó en la apertura de un expediente sancionador que culminó en una multa dictada por el Ejecutivo el pasado mes de mayo de 15,34 millones de euros por la comisión de cuatro infracciones graves en relación con la liberación de partículas que, habiendo sucedido a finales de 2007, fue notificada en abril de 2008.

Contenido patrocinado

Otras noticias