Buscar

El compañero del sacerdote asesinado en Cuba asegura que tras su "tortura" Mariano Arroyo "vivirá para siempre"

19/07/2009 - 18:51

El párroco de El Alamar, en La Habana, Isidro Hoyos, amigo de Mariano Arroyo, el sacerdote cántabro asesinado el pasado lunes en Cuba, aseguró hoy en Cabezón de la Sal que tras su "tortura" Mariano Arroyo, "vivirá para siempre".

CABEZÓN DE LA SAL, 19 (EUROPA PRESS)

Hoyos, también cántabro, admitió que tiene el "corazón muy dolorido" y una "sensación de horfandad", después de que el pasado lunes su amigo apareciera apuñalado y quemado, en una de las habitaciones de la iglesia de Nuestra Señora de Regla, de la que era párroco.

El compañero de Mariano Arroyo expresó su "amistad" con el fallecido, así como el sentimiento de que "se ha marchado algo muy profundo al corazón". No obstante, también se mostró "muy contento de que ahora Mariano viva para siempre", tras recordar que el párroco de Nuestra Señora de Regla era "un gran creyente de la resurrección". "Pienso ya con alegría y gozo en Mariano", afirmó.

El funeral por Mariano se celebró hoy en su localidad natal, Cabezón de la Sal, adonde llegó su cuerpo ayer por la noche y adonde tenía previsto regresar este mismo fin de semana de vacaciones. Durante todo la mañana vecinos y familiares han visitado su capilla ardiente, habilitada en la residencia de mayores de Carrejo.

Al funeral han asistido numerosas personas y distintas autoridades, como el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, o el del Parlamento regional, Miguel Ángel Palacio, además de los familiares de Eduardo de la Fuente, el otro sacerdote español que ha sido asesinado en Cuba a lo largo de este año.

La ceremonia religiosa en la Iglesia Parroquial de San Martín estuvo presidida por el obispo de Santander, Vicente Jiménez Zamora, y acudió también un vicario de la Diócesis de Madrid, a la que estaba adscrito Mariano.

Contenido patrocinado

Otras noticias