¿Usuario de elEconomista?
EN DIRECTO
Champions League: Athletic de Bilbao - Shakhtar

El análisis: Hay que legalizar la prostitución

Lorenzo B. de Quirós | 24/09/2009 - 14:00
Aumentar el texto - Disminuir el texto -
Puntúa la noticia :
Nota de los usuarios: 9,1 (41 votos)
prostitutas225x250.jpg -
Enlaces relacionados

¿Hay que legalizar la prostitución?

Las firmas de elEconomista.es

En los últimos días ha resucitado la vieja polémica entre los partidarios de la legalización de la prostitución y sus adversarios. Desde este último lado de la trinchera se escuchan los clásicos y manidos argumentos sobre la inmoralidad de la "profesión más vieja del mundo", sobre la degradación que impone su ejercicio a quienes la practican, sobre la explotación de los prostitutos/as por proxenetas desalmados, por el ambiente de criminalidad generado a su alrededor y la clásica letanía de quienes toman sus decisiones acerca de lo que debe ser legal o ilegal de acuerdo con su particular sentido de la moralidad.

Eso sí, esos mismos moralistas permiten o toleran la prostitución ilegal, basta pasear por algunas zonas de Madrid por ejemplo, que es precisamente el caldo de cultivo de todos o de la mayoría de los males y daños colaterales asociados por ellos a la prostitución ; expresión de una hipocresía proteica y multiforme. En esta línea y por razones similares, imponer coercitivamente a los demás sus ideas morales, han coincidido personalidades insignes del Partido Popular y del PSOE.

Sin argumentos para no legalizarla

La prostitución se engloba dentro de los denominados "delitos sin víctima", es decir, los cometidos por adultos con capacidad de obrar cuyo comportamiento no daña a nadie, no lesiona los derechos de los terceros. Se trata de una transacción voluntaria de servicios sexuales a cambio de dinero. Ésta se produce porque las partes envueltas en ella esperan obtener una mutua satisfacción. De lo contrario, esa relación comercial no tendría lugar.

Eso sí, la voluntariedad implica que ni la fuerza ni el fraude entran en juego en esta rama del comercio del sexo. En consecuencia, guste o no, hiera criterios morales o estéticos concretos o no, su diferencia con otro tipo de relaciones de intercambio mercantil es sólo el objeto de la misma, ni más ni tampoco menos.

Por tanto, no existen argumentos sólidos para dejarla fuera de la ley. Es grotesco que una menor pueda decidir abortar sin el consentimiento de sus padres y dos personas adultas no puedan vender y comprar sexo por dinero.

Los aspectos negativos

Por supuesto, hay aspectos negativos en el mercado de la prostitución. Hay profesionales de esa actividad adictos a las drogas, forzados a practicarla por bandas mafiosas, etc. Pero estos aspectos sórdidos y, en algunos casos, delictivos tienen poco que ver con el carácter intrínseco de la profesión.

Es más, la realidad muestra que ese tipo de fenómenos proliferan y se desarrollan en los mercados negros; esto es, en aquellos creados sin la protección y sin el control de la ley. Basta recordar la relación Ley Seca-Mafia para evidenciar los efectos no queridos de las medidas prohibicionistas. En otras palabras, sería ridículo prohibir ser lechero porque hay lecheros que se drogan y porque existe un mercado de leche negra. La prostitución es una carrera profesional como cualquier otra y su práctica tiene que poder ser ejercida con libertad y bajo la cobertura de la ley.

¿Por qué existe la prostitución?

En el lado de la oferta, porque el binomio horas de trabajo-remuneración puede resultar muy atractivo frente al representado por otras opciones profesionales. En otras palabras, la rentabilidad por hora de trabajo o por fracciones inferiores de tiempo tiende a ser elevada y, por regla general, lo es mucho más que la proporcionada por un trabajo normal para el nivel de cualificación medio de los trabajadores/as del ramo. Además, está libre de impuestos.

Esto significa que por norma, los prostitutos/as no se dedican a esa actividad porque no les quede más remedio. En la mayoría de las ocasiones es una decisión racional derivada de un análisis coste-beneficio. Otra cosa son aquellas personas forzadas a desempeñar esa profesión por coerción externa. Ahora bien, esto constituye un delito y ha de ser perseguido como tal.

Por lo que se refiere a la demanda, el precio del prostituto/a puede ser mucho más bajo que el coste que tendría que soportar un hombre o una mujer para obtener placer de fuentes más legítimas; ahorrarse el tiempo/dinero necesario para seducir a la/el no profesional, no verse envuelto en complicaciones emocionales, satisfacer sus necesidades con rapidez y anonimato son algunas de las razones explicativas de la demanda. Al mismo tiempo, la búsqueda de servicios de prostitución también puede basarse en la creencia real o imaginaria de que su calidad sea superior a la de otras potenciales alternativas.

La experiencia cuenta

Para ser claro existen poderosas fuerzas de oferta y de demanda para comprar y vender sexo por dinero y así lo prueban los miles de años que ha sobrevivido la "profesión más vieja del mundo" a pesar de haberse visto sometida a múltiples persecuciones.

La legalización de la prostitución provocaría unos cuantos efectos predecibles: en primer lugar, los/as profesionales del gremio gozarían de los derechos de cualquier trabajador, lo que eliminaría y/o reduciría de manera radical la capacidad de ser explotados por terceros; en segundo lugar, pagarían impuestos, lo que aumentaría los ingresos de las arcas públicas; en tercer lugar, desaparecería y/o disminuiría de modo significativo la operativa de las mafias y los problemas asociados a su funcionamiento; en cuarto lugar, mejorarían las condiciones médicas e higiénicas de los prostitutos/as, lo que reduciría las enfermedades de trasmisión sexual.

En suma, desde un punto de vista objetivo y racional no hay razón alguna para negarse a legalizar la prostitución y sí hay muchos y poderosos argumentos para estar a favor de ello.

Quienes son contrarios a legalizar la compra-venta de sexo deberían ser coherentes. En vez de permitir a las prostitutas ofrecer sus servicios en las calles, en locales públicos, etc., tendrían que encerrarlas en la cárcel o forzarlas a ser reeducadas en centros especiales y, por supuesto, someter a duras sanciones penales y económicas a sus clientes, a los intermediarios que actúan en ese mercado, etc. Esto lesionaría los derechos y libertades individuales, es absurdo y además no funcionaría. Entonces...¿Por qué no legalizar de una vez?

  • España
  • Seleccion eE
  • Sociedad
meneame - delicious - enviar por email - imprimir - Twitter - Facebook -
Dixio -

Comentarios 14

1
24-09-2009 / 13:09
yo
Puntuación -7

¿Legalizar la prostitución?, pero si la prostitución es legal.

2
24-09-2009 / 13:50
Filemon
Puntuación 18

No hay tanta diferencia entre la prostitución y otras profesiones. Se satisface al cliente usando el cuerpo de uno. Pensar que eso es una afrenta para el prostituto y tratar de salvarle es meterse donde no le llaman.

La legalización haría que el servicio fuera más higiénico y saludable. Permitiría que hubiese controles sanitarios y que los profesionales formaran parte de la Seguridad Social. Evitaría también el mercado negro y daría confianza a los clientes puesto que tendrían un servicio mejor que el actual.

En cuanta a las personas que son forzadas a prostituirse, ese es un tema aparte. Da igual que sea prostitución que hacer balones en un garaje, si te esclavizan es un delito. La persecución de las mafias ha de ser independiente de la legalización y regulación de la prostitución.

Finalmente y como comenta el artículo, el que el mismo partido que permite a niñas abortar sin trabas se lleve las manos a la cabeza porque los adultos intercambien sexo y dinero es ciertamente grotesco.

3
24-09-2009 / 14:02
AHAJA
Puntuación -2

SI YO PREFIERO QUE TODOS, O TODAS QUE QUIERAN PROSTITUIRSE, DEBEN DE CUMPLIR UNA NORMA... QUE LO HAGAN A LA PUERTA DE LA MONCLOA, PARA QUE EL GOBIERNO SE ENTERE DE LO QUE PASA, SOBRE TODO DE LA MISERIA QUE ACOMPAÑA A ESTE TRABAJO

4
24-09-2009 / 14:08
Jose Aranda
Puntuación 18

Siempre que sea voluntario, es un trabajo como otro cualquiera.

Eso sí, que se declare lo que se gana y que se haga todo transparente. Todo ese dinero negro, seguro que no crea ningún bien a la sociedad actualmente.

5
24-09-2009 / 14:45
kitanovsky
Puntuación -6

Alguna echará un polvo gratis por España (impuestos)?

6
24-09-2009 / 15:02
Antonio
Puntuación 10

Pues me parece increible y una hipocresia que no se haya legalizado ya.

Cuando las ganas me aprietan mucho (soy soltero) siempre voy a una profesional que trabaje por su cuenta y que lo haga con libertad para no alimentar a las mafias.

Legalizar la prostitucion ayudaria a perseguir a las mafias, mejoraria la situacion de las/os profesionales de ese sector y permitiria regular algunas normas como: Prohibir la prostitucion en plena calle o exigir un seguro medico con revisiones periodicas a las profesionales.

En algunos paises como alemania esta legalizado. Pero se permite ejercerla en la calle y eso si me parece mal, creo que no es el sitio, ni es bueno ni para las profesionales ni para la ciudad en general.

En fin.. sigo pensando lo de siempre.. que la humanidad por desgracia sigue llena de hipocritas.

7
24-09-2009 / 15:05
legalizarla
Puntuación 5

La prostitución es alegal ahora en españa. Dado que la utiliza mucha gente, mejor es legalizarla y que se ejerza en ciertos locales, no en plena calle. Yo siento pena por las chicas explotadas pero es un negocio repugnante

8
24-09-2009 / 16:52
pepiño
Puntuación -3

Muy sencillo....legalizarlo, pero sin IVA....tan sencillo como eso...sobra cualquier explicacion...no hay que ser un erudito...digo yo...

9
24-09-2009 / 17:43
Iris
Puntuación 1

Una solución para controlar el estado lo que ganan podría ser que se pagara con vales adquiridos en estancos o loterías por ejemplo, como las tarjetas del recarga de los móviles. A las profesionales se les paga con estas tarjetas que tendrían diferentes valores que luego ellas las canjeen por dinero en las sucursales bancarias ingresandolo en su cuenta y ya esta solucionado. Todo seria declarado.

10
24-09-2009 / 17:50
Iris
Puntuación 5

He dicho una chorrada como un templo en el anterior comentario. Perdonad

11
24-09-2009 / 21:31
Puntero
Puntuación 2

La inmensa mayoría de las prostitutas ejercen voluntariamente. Y nadie, absolutamente nadie, tiene derecho a inmiscuirse en lo que dos adultos pactan voluntariamente (sin repercusión a terceros). Lo repugnante es la enorme hipocresía reinante sobre este tema.

12
19-11-2010 / 01:33
steff
Puntuación 2

no solo la reduciriamos las enfermedades si no la trata de humanos y violacion ,abortosetc

13
05-10-2011 / 23:48
Libertad para todos
Puntuación 1

Muy buena hipotesis. La legalidad es la libertad individual que tiene que tener cada ser humano. Aunque puede que sea una simple utopia....en manos de esta sociedad cerrada y oscura... la luz se tendria que estar viendo a lo lejos...

14
05-10-2011 / 23:50
libertad para todos
Puntuación 1

Muy buena hipotesis. La legalidad es mejor control y la libertad individual que tiene que tener cada ser humano. Aunque puede que sea una simple utopia....en manos de esta sociedad cerrada y oscura... la luz se tendria que estar viendo a lo lejos...

El flash: toda la última hora

EcoDiario en Facebook