Buscar

Barajas cierra una pista por la ausencia "imprevista" de una controladora

Agencias
4/01/2010 - 19:19

El aeropuerto de Barajas cerró hoy una de sus pistas, por la ausencia "imprevista" de una controladora que debía prestar servicio en la torre de control de la instalación madrileña, informó en un comunicado Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Según AENA, a partir de las tres de la tarde y hasta las diez de la noche, el aeropuerto de Madrid va a tener que operar con tres pistas.

El comunicado del ente dependiente del Ministerio de Fomento indica que la controladora comunicó anoche que hoy no acudiría a su puesto de trabajo por tener que asistir a una sesión de rehabilitación.

Esta trabajadora tenía asignado turno de día, es decir desde las nueve de la mañana a las nueve de la noche (12 horas), lo que ha motivado que hasta las tres de la tarde su ausencia no haya tenido incidencia operativa en el aeropuerto, pero por la tarde ha sido necesario reducir su capacidad y cerrar una de las pistas.

A juicio de AENA, "este es un ejemplo de como las ausencias de los controladores aéreos están entorpeciendo la operativa de los aeropuertos durante estas Navidades". Lea aquí la noticia completa y sus actualizaciones.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
04-01-2010 / 20:01
ajuicio?de
Puntuación 12

La ausencia de dos controladoras aéreas, que tenían que prestar servicio en la torre de control de Barajas este año nuevo, era conocida por AENA desde octubre pasado. Aun así, no se hizo nada para reubicar turnos ni reforzar la programación, lo cual viene siendo normal en una empresa cuyos directivos se han acostumbrado a relajarse confiando en las horas extras para arreglarlo todo. "Este es un ejemplo más de cómo la campaña de insultos de Fomento recoge tempestades durante estas Navidades. Nadie está dispuesto a salvarle el culo al sr Blanco, después de sus mentiras y desprecio hacia nuestra profesión", argumentaban los controladores, que informaron de que continúan trabajando bajo esta presión mediática y que por ejemplo en el apagón de Canarias se ofrecieron voluntariamente para reforzar las posiciones de control y poder disminuir las demoras, dentro de la situación de contingencia y estrés que se vivía.