Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Casi 900 millones de personas viven sin agua potable

21/03/2010 - 11:52

- La falta de agua, saneamiento e higiene mata a 1,5 millones de niños al año, según la OMS y Unicef

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

Unos 884 millones de personas (un 13% de la población mundial) viven sin acceso a agua potable, unos 2.600 millones (39%) carecen de servicios de saneamiento básico de agua, y la falta de acceso al agua, el saneamiento y la higiene matan a cerca de 1,5 millones de niños menores de cinco años cada año.

Estas son las principales conclusiones del informe "El progreso en saneamiento y agua potable 2010", realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

El informe señala que unos 5.900 millones de personas (el 87% de la población) utiliza fuentes de agua potable, con lo que el mundo está en camino de cumplir o de superar uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM): reducir a la mitad en 2015 la proporción de personas que en 1990 no tenían acceso sostenible al agua potable y a los servicios básicos de saneamiento.

Sin embargo, el informe señala que aún queda mucho por hacer para acercarse a la meta del saneamiento que figura entre los ODM, aprobados por la ONU en 2000.

En este sentido, la OMS y Unicef indican que si continúa la tendencia actual, el ODM relativo al saneamiento no sólo no se cumplirá, sino que habrá casi 1.000 millones de personas sin servicios básicos de agua potable.

"Debemos actuar ahora como una comunidad mundial para garantizar el agua y el saneamiento para todos", afirmó Clarissa Brocklehurst, jefa de Agua, Saneamiento e Higiene de Unicef.

Por otro lado, el informe de la OMS y Unicef indica que, pese a que la población mundial se divide casi por igual entre habitantes urbanos y rurales, siete de cada diez personas sin saneamiento básico de agua viven en las zonas rurales.

Algo similar ocurre entre las personas pobres y las ricas en los países en desarrollo, ya que una comparación en la población del África subsahariana concluye que los más ricos tienen más del doble de probabilidades de usar una fuente potable de agua de mejor calidad.

Otro aspecto positivo del informe es que la defecación al aire libre (la práctica con más riesgo para el saneamiento de agua) está en declive en todo el mundo, al reducirse del 25% de 1990 al 17% en 2008, de manera que hay 168 millones de personas menos que realizan este hábito desde 1990.

(SERVIMEDIA)

21-MAR-10

MGR/caa

Otras noticias

Contenido patrocinado