Buscar

DESTACAMOS
Una caída en el sistema informático de British Airways provoca retrasos a nivel mundial

Investigadores valencianos desarrollan un nuevo sistema para mejorar la estimación del riesgo de incendios

30/04/2010 - 12:20

Un equipo de investigadores la ETS de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Valencia y la empresa Balmart ha desarrollado un sistema inalámbrico de sensado y monitorización de parámetros medioambientales que pretende ser utilizado en la restauración forestal y en el análisis del riesgo de incendios forestales, según informó la institución académica en un comunicado.

VALENCIA, 30 (EUROPA PRESS)

Un equipo de investigadores la ETS de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Valencia y la empresa Balmart ha desarrollado un sistema inalámbrico de sensado y monitorización de parámetros medioambientales que pretende ser utilizado en la restauración forestal y en el análisis del riesgo de incendios forestales, según informó la institución académica en un comunicado.

El sistema permite realizar una caracterización del terreno, describiendo la humedad y temperatura de los diversos tipos de suelos y formaciones vegetales del entorno. Se trata de la mayor red de sensorización piloto europea, según la misma fuente.

Desarrollado con el apoyo de la Cátedra Telefónica UPV, actualmente se está validando en el Pico del Remedio (Chelva), donde ha sido implementado por la empresa Balmart, a partir de un contrato entre la propia compañía y la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda.

El sistema se basa en una red de sensores de "ultra bajo" consumo interconectados entre sí y permite monitorizar la humedad y temperatura ambiente a dos alturas, es decir a 1,5 ó 2 metros de altura y a ras de suelo, así como la humedad en las capas superficiales del suelo, facilitando información sobre la humedad de los suelos y de los combustibles forestales muertos.

El proyecto de instalación de este sistema se ha llevado a cabo en dos fases. En la última de ellas, que concluyó la semana pasada, se han instalado nuevos nodos sensores autoalimentados con un panel solar integrado, que además se caracterizan por ser equipos de largo alcance de transmisión, con una cobertura de unos 500 metros. El sistema incluye también una estación meteorológica para medición de condiciones meteorológicas: anemómetro, pluviómetro, veleta.

GESTIÓN DE LA INFORMACIÓN.

El investigador de la ETSIT y socio promotor de Balmart, Francisco Ballester, apuntó que en esta segunda fase, la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda se hará cargo de la gestión de la información captada por la red de sensorización inalámbrica. "Es decir, incorporará la información telemedida en su aplicación o sistema centralizado de información y seguimiento del riego de incendios", apuntó.

Según explican desde la empresa BALMART, la red recibe datos cuatro veces al día de los nodos instalados en el monte. "Cada sensor muestrea la temperatura y humedad ambiental y un porcentaje del 90% de los nodos ofrece también temperatura y humedad enterradas", apuntó.

La información es enviada a la aplicación de gestión Web del servidor central para su actualización cuatro veces al día. En concreto, el sistema envía alarmas inmediatas cuando detecta un exceso de temperatura y/o humedad. Estas alarmas se muestran en la aplicación de gestión Web y pueden ser enviadas con mensaje SMS o correo electrónico a las direcciones y teléfonos de emergencias pre-programados, como pueden ser patrullas forestales, Centros de control y vigilancia, entre otras.

"La aplicación remota en servidor se encarga de comparar las temperaturas recibidas por cada nodo y generar un mapa térmico del terreno, enviando alertas si superan los gradientes máximos establecidos", señaló Ballester.

Entre sus posibles aplicaciones, el sistema puede emplearse también en la agricultura, ya que su uso permitiría un ahorro en la cantidad de agua utilizada para el riego de los campos. En este caso, la actualización de la información se realiza cada cinco minutos para controlar al máximo las necesidades de riego de los cultivos en tiempo real.

Otras noticias

Contenido patrocinado