Buscar

Spitzer se disculpa en público tras ser señalado como cliente de prostituta

AFP
10/03/2008 - 21:23

El gobernador demócrata de Nueva York, Eliot Spitzer, pidió este lunes disculpas en público tras ser señalado como presunto cliente de una red de prostitución de lujo desmantelada la semana pasada.

"Actué de una forma que viola mis obligaciones familiares", dijo a la prensa Spitzer, de 48 años, casado y con tres hijos.

El diario The New York Times había revelado poco antes en su edición en internet que Spitzer había admitido ante algunos de sus colaboradores haber estado en contacto con una red de prostitución.

Según el rotativo, las autoridades norteamericanas que investigaban la red de prostitución para VIP "Emperors Club", que cobraba hasta 5.500 dólares por hora, grabaron una conversación de Spitzer cuando buscaba contratar los servicios de una chica el 13 de febrero pasado.

En la grabación, Spitzer, identificado como "Cliente 9", pide que le envíen una mujer desde Nueva York a Washington, donde había reservado una habitación en un hotel, según el rotativo, que cita fuentes cercanas a la investigación.

El New York Times indica que el "Cliente 9" se reunió con la prostituta esa noche en la habitación del hotel en Washington.

La Asociación de Gobernadores Republicanos reclamó inmediatamente la renuncia de Spitzer pero en su declaración, Spitzer no mencionó esa eventualidad. "No creo que la política a largo plazo sea una cuestión individual", afirmó.

"Se trata de ideas, del bien público, y de hacer lo mejor para el estado de Nueva York. Pero estoy decepcionado por no haber estado a la altura del nivel que esperaba de mí mismo. Debo ahora dedicar cierto tiempo a ganarme la confianza de mi familia", agregó el gobernador.

Spitzer se había ganado una reputación de funcionario incorruptible y enarboló durante toda su carrera la bandera de la lucha moral contra la ilegalidad y el crimen organizado.

El funcionario de 48 años fue fiscal federal de Nueva York desde 1998, antes de ser electo gobernador en 2006, cargo que ocupa desde el primero de enero de 2007.

Las autoridades de Nueva York anunciaron el viernes pasado el desmantelamiento de la red internacional de prostitución de lujo "Emperors Club".

Cuatro personas que dirigían la red fueron detenidas e inculpadas por cargos vinculados a la prostitución y dos de ellas por lavado de más de un millón de dólares provenientes de actividades ilícitas.

Según la fiscalía, la red operaba en varias ciudades de Estados Unidos, así como Londres y París, con más de 50 prostitutas que cobraban a sus clientes entre 1.000 y 5.500 dólares por hora.

El club brindaba a los clientes la opción de pagar con efectivo, tarjeta de crédito o giros, y ofrecía los servicios de las chicas a través de un sitio en internet que las clasificaba en una escala de uno a siete diamantes.

Los cuatro inculpados, tres mujeres y un hombre, son pasibles de penas de hasta cinco años de cárcel por los cargos de prostitución y de hasta 20 años por los de lavado de dinero.

ltl/rpl

Contenido patrocinado

Otras noticias