Buscar

Salud Mental aprecia "revivencia, pesadillas y ansiedad" en el niño violado en Adra (Almería) por compañeros

1/04/2008 - 18:02

El informe definitivo de la psicóloga del Centro de Salud Mental de El Ejido (Almería) que atiende al niño de diez años presuntamente violado por cuatro compañeros, también menores de edad, del CEIP 'Nueva Andalucía' de la barriada de La Curva de Adra (Almería) aprecia síntomas de "revivencia, pesadillas y ansiedad" en la víctima.

EL EJIDO (ALMERÍA), 1 (EUROPA PRESS)

Así se recoge en el escrito, consultado por Europa Press, que, con fecha de hoy, incide en las recomendaciones del informe emitido el pasado viernes por el mismo equipo, que aconsejaba el cambio de colegio y de lugar de residencia.

La psicóloga diagnosticó un cuadro reactivo por los acontecimientos traumáticos vivenciados, con otros signos como evitación de estímulos relacionados con el episodio, alteración del estado de ánimo, hiperactividad vegetativa con hipervigilancia e incremento de la reacción de sobresalto e insomnio.

Los especialistas observaron que este cuadro es además compatible, tal como apuntaron en el informe provisional, con un cuadro de trastorno de estrés postraumático, derivado de abusos sexuales, y prescribieron la continuidad del tratamiento farmacológico y psicológico, así como clases de relajación.

Los hechos sucedieron en horas no lectivas y fuera del recinto escolar días antes del pasado 21 de febrero cuando la dirección del colegio alertó a los progenitores de que su hijo había sufrido abusos sexuales, tras lo que interpusieron la denuncia ante la Guardia Civil, que sólo instruyó diligencias contra uno de ellos, de 13 años, si bien la Fiscalía de Menores archivó la denuncia al no contar con la edad mínima para la imputación de delitos.

No obstante la madre de la víctima, María Teresa S.B. realizó ayer una ampliación de la denuncia en las dependencias de la Guardia Civil de Adra para que la Fiscalía de Menores reabra el caso.

Según su relato de los acontecimientos, los cuatro menores abordaron a la víctima a la salida de sus clases particulares y le instaron a acompañarles a una cabaña con el fin de recuperar la bicicleta que le habían sustraído.

Una vez en el recinto, lo tumbaron en un sofá, lo violaron e incluso uno de ellos, de 15 años de edad y por tanto con responsabilidad penal, lo grabó con el móvil. Además, amenazaron con repetir estos actos si no robaba dinero para ellos.

La víctima y un hermano menor, de tres años de edad, no acuden al colegio desde entonces, mientras que el agresor sobre el que recayó la denuncia fue expulsado durante unos días, si bien la Delegación provincial de Educación anunció su traslado inmediato a otro colegio.

Contenido patrocinado

Otras noticias