¿Usuario de elEconomista?

Un total de 83 obispos españoles comenzarán mañana su Visita 'Ad Limina' al Papa Francisco

23/02/2014 - 10:12
Aumentar el textoDisminuir el texto
Puntúa la noticia :
Nota de los usuarios: - (0 votos)

Un total de 83 obispos españoles realizarán la Visita 'Ad Limina Apostolorum' al Papa Francisco del 24 de febrero al 8 de marzo. Los prelados viajarán en dos grupos --el primero se reunirá con el Pontífice desde este lunes hasta el 3 de marzo y el segundo, del 3 al 8 de marzo-- y el lunes 3 de marzo toda la Conferencia Episcopal Española (CEE) tendrá una audiencia con el Santo Padre.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El primer grupo estará formado por 44 obispos pertenecientes a las provincias eclesiásticas de Burgos, Pamplona, Zaragoza, Madrid, Toledo, Mérida-Badajoz, Valencia, Valladolid y el Arzobispo Castrense de España.

Mientras, en el segundo, viajarán los 39 prelados de las provincias eclesiásticas de Barcelona, Tarragona, Granada, Santiago de Compostela, Oviedo y Sevilla.

Durante la audiencia del lunes 3 de marzo está previsto que el presidente de la CEE, el cardenal Antonio María Rouco Varela, pronuncie unas palabras y que el Papa Francisco pronuncie un discurso a los obispos españoles.

Además, en el transcurso de la Visita 'Ad Limina', los obispos tendrán ocasión también para encontrarse con los responsables de los distintos dicasterios de la Curia Romana, según informa la CEE.

La última Visita 'Ad Limina' de la CEE tuvo lugar del 17 de enero al 6 de marzo de 2005 y no pudo completarse debido al empeoramiento de la salud del Papa Juan Pablo II. Durante el pontificado de Benedicto XVI, el Papa viajó tres veces a España (2006, 2010 y 2011) pero los obispos españoles no realizaron ninguna Visita 'Ad Limina'.

Los orígenes históricos de la Visita 'Ad Limina' datan del siglo IV, aunque fue el Papa Sixto V en 1585 quien la institucionalizó y dispuso de modo más sistemático. En la actualidad, la Visita se define y precisa en los cánones 399 y 400 del Código de Derecho Canónico. Según esta legislación de la Iglesia, los obispos diocesanos deben visitar las tumbas de los Apóstoles, encontrarse con el Sucesor de Pedro y presentar un informe o relación de sus respectivas diócesis cada cinco años, aproximadamente.

Con la Visita se visibiliza la unidad y la comunión de los sucesores de los Apóstoles con el Sucesor de San Pedro y de las Iglesias locales con la Iglesia primada de Roma. De este modo, la Visita Ad Limina es una ocasión para la comunión eclesial, la colegialidad episcopal y la caridad fraterna entre los Pastores y el Papa.

  • Sociedad
meneamedeliciousenviar por emailimprimirTwitterFacebook
Dixio
El flash: toda la última hora

EcoDiario en Facebook