Buscar

Los 10 gigantes de la alimentación formarían el 25º país más contaminante del mundo

25/05/2014 - 11:46
Más noticias sobre:

- Según Oxfam

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

Las 10 mayores compañías de alimentación y bebidas del mundo emiten 263,7 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, más que Finlandia, Suecia, Dinamarca y Noruega juntos, con lo que, de ser un país, serían el 25º quinto más contaminante del mundo.

Las empresas son Associated British Foods, Coca-Cola, Danone, General Mills, Kellogg’s, Mars, Mondelez International, Nestlé, PepsiCo y Unilever.

Así se desprende del informe ‘De brazos cruzados’, de Oxfam, que concluye que estas compañías no toman las medidas suficientes para luchar contra el cambio climático, especialmente Kellogg’s y General Mills.

Oxfam subraya que el cambio climático contribuye a alterar los patrones meteorológicos, así como al incremento de las tormentas, las inundaciones y las sequías, lo que afecta negativamente a las reservas de alimentos y provoca un aumento de sus precios y más hambre y pobreza.

Señala que estas ’10 grandes’ compañías deberían ser capaces de reducir sus emisiones combinadas de gases de efecto invernadero en 80 millones de toneladas más en 2020, lo que equivaldría a retirar de la circulación todos los coches de Los Ángeles, Pekín, Londres y Nueva York.

Esta organización recalca que las empresas son “especialmente negligentes” en relación a las emisiones agrícolas, puesto que cerca de la mitad de los 263,7 millones de toneladas de gases de efecto invernadero proceden de la producción de materiales agrícolas en sus cadenas de suministro.

PÉRDIDAS ECONÓMICAS

Oxfam indica que algunas de estas compañías ya han admitido que el cambio climático les perjudica económicamente, puesto que Unilever pierde cada año 415 millones de dólares (unos 304,4 millones de euros), mientras que General Mills ha perdido 62 días de producción en el primer trimestre de este año por el empeoramiento de las condiciones climáticas extremas.

Así, esta ONG prevé que el precio de algunos de los principales productos de estas compañías, como Corn Flakes, de Kellogg’s, o Kix, de General Mills, podrían dispararse hasta un 44% en los próximos 15 años debido al cambio climático.

Oxfam precisa que el sistema alimentario es responsable del 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero globales y que éstas aumentan a medida que la demanda de alimentos incrementa. Los especialistas apuntan a que si el mundo pretende evitar superar el umbral de calentamiento ‘de seguridad’ de 2º C, las emisiones derivadas de las actividades agrícola y forestal deben reducirse a 0 en 2050 y convertirse en un ‘sumidero de carbono’ para eliminar los gases de efecto invernadero de la atmósfera, pero la tendencia general es la contraria.

"Muchos de los gigantes del sector de la alimentación y las bebidas simplemente cruzan los dedos esperando que el cambio climático no afecte al sistema alimentario y a que otros lo arreglen. Las '10 grandes' generan más de 1.000 millones de dólares cada día y tienen un gran poder para influenciar las cadenas agroalimentarias globales. La industria debe hacer mucho más para conseguir erradicar el hambre en el mundo a la vez que transforman sus métodos de producción", subraya la directora ejecutiva de Oxfam, Winnie Byanyima.

El informe forma parte de la campaña de Oxfam ‘Tras la marca’, que analiza las políticas sociales y medioambientales de estas empresas, con la que esta organización ha logrado convencer a algunas de ellas de que adopten políticas más sólidas contra el acaparamiento de tierras y de mejora de los derechos de las mujeres.

(SERVIMEDIA)

25-MAY-14

MGR/gja

Otras noticias

Contenido patrocinado