Buscar

El gran disgusto de Ana Obregón

7/06/2008 - 11:59

Ana García Obregón no gana para disgustos. Si hace cinco meses terminaba su relación sentimental con el guapo polaco Darek de una manera no demasiado cordial, llegando incluso, a pedir a su ex novio unos 50.000 euros que supuestamente le debe en concepto de gastos de alquiler. En la actualidad la famosa presentadora ha saltado a la opinión pública por un escándalo mayor, que parece sacado de un auténtico guión cinematográfico. Y es que en él se unen bandas, asesinos, escuchas telefónicas o crímenes... que han salpicado a Ana hasta tal punto, que esta semana ha ocupado una gran parte de las portadas del papel couché y muchos minutos en los programas del corazón rosa. Todo este enredo comenzó en el año 2007 cuando Eloy Sánchez Barba, el guardaespaldas de la polifacética actriz, fue detenido por estar involucrado en un asesinato. La Guardia Civil, que tenía el teléfono del guardia de seguridad pinchado, descubrió una llamada telefónica en la que Ana, presuntamente, le pedía a Eloy contratar a los 'Miami' para que le dieran una paliza a Jaime Cantizano.

MADRID, (EUROPA PRESS)

Esta información, que ha salido a la luz un año después en la revista 'Interviú', ha conseguido que la opinión pública y los medios de comunicación hayan cuestionado la integridad de 'la Obregón'. La presentadora, que en un principio negó las palabras de la cinta, ha reconocido que en esos momentos se encontraba dolida porque el programa 'A 3 bandas', presentado por Cantizano, había sacado unas imágenes de su hijo Alex en las que se le veía el culo. A pesar del disgusto que le causó este vídeo la presentadora matiza que ella nunca sería capaz de encargar dar una paliza. Así, la Guardia Civil ha reconocido que su nombre no está incluido en el sumario del caso y en ningún otro. Por otra parte, Jaime Cantizano no ha realizado ninguna entrevista y ha puesto el tema en manos de la justicia para seguir llevando su vida con la mayor discreción posible. Ahora sólo queda esperar y comprobar si este capítulo pasará factura al caché de Ana Obregón.

Por su parte, la revista 'Hola' publica en exclusiva las primeras imágenes de María José Camapanario, Jesulín de Ubrique y sus hijos Julia y Jesús Alejandro. Como una familia cercana, el torero y la enfermera confiesan que se encuentran en un momento dulce. Así, ambos son tajantes al desmentir las crisis que han perseguido a la pareja desde que se casaran en el año 2002. El diestro, que acaba de dejar los ruedos, asegura que su mujer ha estado junto a él en los malos y duros momentos: "Me ha dado todo. Me ha sabido entender, ha estado conmigo en los momentos difíciles y complicados. Y todo el amor y el cariño que me ha demostrado durante tanto tiempo". Sobre las continúas quejas públicas de Belén Esteban, que asegura que el torero no acude a visitar muy a menudo a la hija de ambos, Andrea, Jesús prefiere mantenerse al margen: "Yo siempre he estado al margen, porque por encima de todo está mi hija". Por su parte, María José Campanario, más sincera que nunca, se atreve a hablar de su problema con la justicia en la 'operación Karlos', asegurando que tiene la conciencia tranquila: "Yo tengo la conciencia muy tranquila. Cualquier persona en mi lugar, y fíjate lo que voy a decir, hubiese hecho exactamente lo mismo".

En la revista 'Semana' la cantante de 'El sueño de Morfeo', Raquel del Rosario, ha confesado lo que era un secreto a voces: su boda con el piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso. Desde que se casaran en noviembre de 2006 en la aldea asturiana de Limanes la pareja ha llevado su matrimonio alejada de los medios de comunicación y de las revistas del corazón. Tras la boda, pocos son los días en los que la artista y el deportista pueden pasar juntos debido a los compromisos profesionales que cada uno tiene: Raquel con su gira de conciertos y Fernando con sus competiciones deportivas. A pesar de este motivo, cada vez que tienen vacaciones acuden a Suiza para disfrutar de una vida tranquila alejada de los objetivos de los fotógrafos.

En el panorama internacional la noticia más expectante llega de la mano de George Clooney, que ha vuelto a convertirse en el sotero más cotizado de Hollywood tras poner fin a su relación con Sarah Larson. Este romance, que no ha sido el más duradero del actor, si se convertió en uno de los más sonados. Clooney y Larson se conocieron en un bar de Las Vegas, donde el protagonista de "Buenos días y buena suerte" se quedó prendado de la camarera del local. A pesar de este encuentro, el intérprete no consiguió nada con Sarah hasta que volvieron a coincidir en el estreno de 'Ocean`s Thriteen'. Tras este encuentro la pareja comenzó su relación, convirtiéndose Larson en la primera mujer que acompaña al actor a una gala de los Oscars, con lo que la prensa apuntaba a que la camarera sería la persona con la que George sentaría la cabeza. Por el momento, el género femenino puede seguir soñando con este artista que acaba de negar que mantenga un noviazgo con su gran amiga Reneé Zellweger.

Para desmentidos y malentendidos, el que rodea al nacimiento de los gemelos de Angelina Jolie y Brad Pitt. Si la semana pasada un programa de televisión anunció que los bebés de la pareja habían nacido en el hospital católico Aix-en-Provence en Francia, el manager del actor y varios medios de comunicación se han apresurado a desmentirlo. Y es que son muchos los que quieren ver la carita de los retoños y varias las revistas que quieren publicar sus primeras imágenes. La exclusiva, que podría costar nueve millones de euros (815 millones de dólares), se convertiría en el reportaje más caro, quedando muy lejos los dos millones de euros que cobraron por el nacimiento de la primera hija biológica de la pareja, Shiloh. Manteniendo la fama de solidaridad que rodea al matrimonio se especula con que Brad y Angelina donen el dinero a causas benéficas.

Otras noticias

Contenido patrocinado