Buscar

Testigos de la reyerta de San Blas (Madrid) aseguran que los agresores iban con intención "de matarles"

7/06/2008 - 15:55

Un taxista dice que fue "agresividad pura y dura" y que durante la reyerta se utilizaron bates y hachas cortas

Un taxista dice que fue "agresividad pura y dura" y que durante la reyerta se utilizaron bates y hachas cortas

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Testigos de la reyerta ocurrida en el barrio madrileño de San Blas en la que un grupo de jóvenes de ultraderecha fue atacado por varios jóvenes antifascistas encapuchados, que portaban bates de béisbol y hachas cortas, aseguraron que los agresores "se ensañaron" con los heridos y que iban "no con ánimo de asustarles", sino "de matarles".

En declaraciones a Europa Press Televisión, un taxista vecino del lugar, que pasaba con su taxi en el momento de la agresión, aseguró que "desde el espejo retrovisor" de su vehículo vio a "unos 14 ó 16 chavales encapuchados con bates de béisbol y hachas cortas que salieron como un bandada y se cebaron" con un grupo de nazis que se encontraba en unos coches aparcados en la calle.

"Llevaban bates de béisbol y algunos hachas cortas. De hecho, tiraron una que recogió después la policía. Fue agresividad pura y dura, en un segundo vi correr mucha gente y no sabía si eran los que estaban ahí o no, pero se cebaron con dos coches y se ensañaron bien", añadió.

El taxista, explicando la escena vivida, afirmó que sobre las 12.00 horas de esta mañana pudo ver como "cuatro o cinco chavales altos, fuertes y ágiles, vestidos de negro y algunos encapuchados" se bajaron de un coche "con una rapidez que ni en las películas" y se ensañaron a golpes con los otros jóvenes, pero "no con ánimo de asustarles, sino que con ánimo de matarles".

Otro vecino de San Blas, David, señaló que cuando él llegó al lugar del suceso, se encontró con un coche "roto por todos los lados" con "banderas de España y un grupo de ultraderecha de unas 8 ó 10 personas" concentrados en el lugar.

No obstante, un grupo de adolescentes también vecinos del lugar, afirmaron que mientras llegaba la ambulancia para atender a una joven con una herida en la cabeza y a otro joven herido en la espalda, bajó "un vecino con un botiquín y atendió a los heridos" hasta que llegó la asistencia sanitaria.

Finalmente, el taxista añadió que todo ocurrió "muy rápido" y que, a continuación, se montaron en los coches y se fueron al ver que no podían hacer nada más" porque el grupo de ultraderecha se había dispersado. "Se largaron saltándose semáforos en rojo y huyendo", concluyó.

Contenido patrocinado

Otras noticias