Buscar

Detenidos los 13 miembros de una banda dedicada al robo de coches y el tráfico de drogas

21/06/2008 - 18:56

Agentes de la Guardia Civil han detenido a los 13 integrantes de una banda a la que se le imputa al menos 130 delitos de robo con violencia de vehículos de gama media-alta y tráfico de drogas en varias localidades de Murcia, Alicante y Madrid. Los miembros de esta banda criminal robaban coches en zonas rurales España, que vendían en Marruecos de donde, para no perder el viaje, volvían cargados de drogas.

MADRID, 21 (OTR/PRESS)

La denominada operación 'Lepanto' desmanteló esta banda de criminales que actuaban en dos grupos separados bajo la dirección de A.H., de 25 años, nacional de Marruecos y con residencia legal en España. El líder de la banda, al igual que el resto de detenidos, entre los que hay un menor, no participaba directamente en los asaltos, sino que era el "cerebro" de esos dos grupos de delincuentes que actuaban sin tener relación alguna entre ellos.

Uno de los grupos se encargaba de asaltar y robar coches seminuevos empleando una violencia extrema contra sus víctimas, tras lo cual hacían desaparecer el vehículo para dejárselo al otro grupo, que, o bien lo vendía en Marruecos por encargo, o bien lo desmontaba para vender sus piezas en el desguace.

Cuando se acordaba una venta, los miembros de esta banda hacían modificaciones en el coche y falsificaban tanto la documentación como las placas de matrícula para evitar su identificación como robado. Además, según González Tovar, en los viajes de regreso de Marruecos transportaban droga, normalmente hachís, con la que traficaban.

VIOLENCIA EXTREMA

El delegado del Gobierno en Murcia, Rafael González Tovar, y el coronel de la Quinta Zona de la Guardia Civil, Benjamín Martín, explicaron que las investigaciones se iniciaron en enero, a raíz del robo de un vehículo cometido en San Javier (Murcia), en el que los supuestos autores utilizaron una violencia extrema contra la víctima, a quien causaron lesiones de gravedad. Tras la localización de los dos grupos de delincuentes, la Guardia Civil estableció una serie de dispositivos de investigación y vigilancia que permitieron conocer la gran movilidad de la banda y las identidades y domicilios de los detenidos.

En los registros domiciliarios se intervinieron numerosos efectos relacionados con la actividad ilícita de esta red, como gran cantidad de documentación, placas de matrículas sustraídas y modificadas, llaves maestras, 8.000 dosis de hachís preparadas para su distribución, así como efectos procedentes de los robos cometidos, como ordenadores portátiles, televisiones de plasma, cámaras de video y fotografía, teléfonos móviles y dinero en efectivo. Hasta el momento, y a falta de analizar la documentación intervenida, se han esclarecido unos 130 delitos en localidades de Murcia, Alicante, Valencia y Madrid.

Contenido patrocinado

Otras noticias