Buscar

Detenido un hombre en Granada tras provocar un accidente, secuestrar supuestamente a una joven, robarle el coche y huir

23/06/2008 - 14:42

Es trasladado de urgencia al Hospital de Traumatología tras intentar cortarse el cuello

Es trasladado de urgencia al Hospital de Traumatología tras intentar cortarse el cuello

GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de Tráfico de Granada ha detenido a un hombre de 42 años después de que el pasado sábado por la noche provocara un accidente en la A-44, abandonara su coche y en la huida secuestrara a una joven y luego le robara el vehículo, acusado de los posibles delitos de detención ilegal, robo de uso de vehículo, omisión del deber de socorro y conducir bajo la influencia de las drogas.

Varias horas después de ser detenido, la Guardia Civil tuvo que trasladar al reseñado porque se había autolesionado cortándose el cuello al Hospital de Traumatología, donde pidió que se le hiciera un análisis de orina que reveló que esa noche había ingerido opiáceos, cocaína, anfetaminas y barbitúricos.

Los hechos se iniciaron sobre las 23.10 horas del pasado sábado. El detenido provocó un accidente a la altura del kilómetro 129 de la A-44, a la altura de la salida de Recogidas, en el que se vieron implicados cuatro vehículos y resultaron heridas leves seis personas, según informó el Instituto Armado en una nota.

El detenido abandonó su coche inmediatamente después, un turismo Audi A4, y huyó del lugar. En uno de los ceda el paso de la rotonda de Recogidas se coló dentro de un turismo Opel Zafira que allí estaba parado y que conducía una joven de 21 años y la obligó a que tomara nuevamente la autovía y se dirigiera hacia Motril.

La joven condujo el vehículo durante unos quince minutos y tras dar unas vueltas consiguió salirse en la salida de Armilla y parar a la altura del centro comercial Carrefour. El detenido la dejó marchar y se apoderó del vehículo, pero antes le obligó a que le quitara la batería al teléfono móvil para que no llamase a la Policía.

Esta joven, que durante el tiempo que permaneció retenida se mostró muy tranquila, evitando así problemas con el detenido, rápidamente denunció los hechos en una comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

Mientras tanto, la Guardia Civil de Tráfico de Granada se había hecho cargo del accidente y había averiguado que el titular del vehículo vivía en la localidad de Otura. Cuando los guardias civiles se personaron su domicilio, vieron el Opel Zafira cuya sustracción poco antes habían denunciado en Granada y, aunque tocaron a la puerta, nadie les abrió en ese momento, por lo que se montó un dispositivo especial en torno a la vivienda en tanto que se conseguía una autorización judicial para poder entrar.

No obstante, la Guardia Civil insistió en sus llamadas y dos horas después salió de la casa un hombre en ropa interior y manchado de sangre, con un corte profundo en el cuello y otros más superficiales en el resto del cuerpo, por lo que los agentes lo trasladaron hasta el Hospital de Traumatología de Granada.

Después de que le curaran las heridas, fue el propio detenido el que solicitó a los médicos que le hicieran un análisis de orina, cuyos resultados determinaron que este hombre esa noche había ingerido heroína, cocaína, anfetaminas y barbitúricos.

Tras ser dado de alta en el hospital, la Guardia Civil trasladó al detenido hasta la Comandancia para instruir las diligencias oportunas, donde se negó a declarar ante los agentes por los delitos que se le imputan. El detenido, que carece de antecedentes, fue puesto ayer a disposición del Juzgado de guardia de Granada, y éste ha ordenado su ingreso en prisión.

Contenido patrocinado

Otras noticias