Buscar

Greenpeace denuncia el encarecimiento de las tarifas eléctricas por la subvenciones a nucleares

23/06/2008 - 18:06

Los ecologistas apoyan las tarifas progresivas propuestas por el Gobierno para promover la eficiencia energética

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Greenpeace afirmó hoy que la solución al déficit tarifario pasa por eliminar las "escandalosas subvenciones" a las empresas que "derrochan" energía y a las que generan electricidad en centrales nucleares y no por "fijar unas tarifas por debajo de lo que cuesta realmente la energía", lo que, en su opinión, agravará el problema.

En un comunicado, los ecologistas aseguran que reducir el déficit tarifario no significa que la electricidad "deba ser necesariamente más caras para todos", ya que, en su opinión, las centrales nucleares, "las grandes compañías eléctricas, y las empresas que más energías gastan" deberían pagar más que el resto de consumidores.

En este sentido, denuncia que las cinco empresas españolas que más energía consumen, cerca del 4% de toda la energía demandada por los 27.551.929 consumidores que hay en España, pagarán por cada kWh consumido 1,5 céntimos, de acuerdo con la tarifa G4; mientras que los consumidores acogidos a la Tarifa Social pagarán cerca de 11 céntimos.

Asimismo, reclama de la CNE "un análisis más detallado" de los costes de todas las tecnologías de generación eléctrica, incluidos los costes ambientales, para impedir "la obtención de beneficios injustificados por parte de las empresas eléctricas". Greenpeace cita un informe de este organismo, según el cual, los precios del mercado eléctrico superan los costes reales en 1.500 millones de euros.

Además, aboga porque las centrales nucleares paguen el coste de gestionar los residuos radioactivos "durante todo el tiempo en que los residuos tengan un nivel de radiactividad peligroso para el entorno", y no sólo durante el tiempo en que las centrales estén activas.

Así, propone incrementar la asignación de eficiencia energética en un 85% mediante la eliminación de las partidas destinadas a las subvenciones de la energía sucia, tales como el Plan de viabilidad de ELCOGAS, el Incentivo al consumo del carbón autóctono, la Moratoria Nuclear y la segunda parte del ciclo de combustible nuclear.

"Es indignante que se mire con lupa a las energías renovables, que tienen que justificar con detalle las primas que reciben, mientras se pasa por alto a las nucleares, grandes hidráulicas y térmicas que se llevan beneficios gigantescos a cambio de nada", declaró el responsable de la campaña de Cambio Climático y Energía de Greenpeace España, José Luis García Ortega.

APOYO TARIFA PROGRESIVA

Por otro lado, apoya los elementos de progresividad que contiene la propuesta del Ministerio, que incluyen recargos en la baja tensión a los que consuman más energía y exenciones para los que menos, aunque para los ecologistas deberían establecerse más tramos de consumo para ir aplicando los recargos progresivamente, y aplicarse a todas las tarifas. La organización también respalda la nueva Tarifa Social.

Para Greenpeace, los costes de la energía "los deben pagar quienes la consumen", a través de las tarifas o de los precios del mercado, mientras que los presupuestos generales deben emplearse para compensar, a través del IRPF, a aquellos consumidores de menores ingresos que se vean perjudicados por las subidas de la electricidad.

Otras noticias

Contenido patrocinado