Buscar

Andalucía Acoge asegura que la anunciada reagrupación familiar "juega con el derecho a vivir en familia"

1/07/2008 - 15:23

La Federación de Asociaciones Pro-Inmigrantes Andalucía Acoge aseguró hoy que la pretensión de el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, de imponer requisitos socioeconómicos "más exigentes" para los inmigrantes que quieran traer a su familia a España, "juega con el derecho a vivir en familia".

SEVILLA, 1 (EUROPA PRESS)

Según explicó en declaraciones a Europa Press el presidente de esta asociación, Ángel Madero, con esta propuesta, se da "de nuevo" la imagen de que la inmigración "es negativa y es parte de los problemas que tiene la sociedad".

En este sentido, Madero señaló que en relación con la modificación de la Ley de Extranjería, Corbacho "deja caer que los inmigrantes son parte del problema de la crisis actual, algo que es mentira". Además, indicó que este discurso está basado en "falsedades" y en datos "que no son ciertos".

Por ello, el presidente adelantó que Andalucía Acoge dialogará con otros movimientos sociales, además de con los que trabajan directamente con inmigrantes, "porque esto debe tener una respuesta de la sociedad" y aseguró que a partir del próximo mes de septiembre se dará a conocer las actuaciones que se llevarán a cabo.

Celestino Corbacho declaró ayer que "la reagrupación familiar tiene una idea básica, que es potenciar el núcleo familiar y consolidar la estructura de la familia, pero para eso hay una condición 'sine qua non': que quien reagrupa tenga las condiciones mínimamente adecuadas para garantizar que esa familia no se va a desestructurar, sino todo lo contrario".

Debido a ello, el ministro consideró conveniente restringir el derecho de reagrupación familiar de los inmigrantes, al introducir la posibilidad de que se impongan requisitos "socioeconómicos" más exigentes para quienes quieren traer a su familia a España.

Asimismo, esta medida, que podría introducirse en la reforma de la Ley de Extranjería cuyos trabajos parlamentarios comenzarán en septiembre, deberá debatirse "en sede parlamentaria" y contar con el "máximo consenso posible" de las fuerzas políticas. "Hemos de saber distinguir la gestión de los acuerdos de Estado y en la inmigración, se necesita un pacto de Estado", aseguró.

Contenido patrocinado

Otras noticias