Buscar

La Junta de Andalucía inicia diligencias para esclarecer los presuntos malos tratos a menores fugadas de un centro

2/07/2008 - 16:07

La Dirección General de Infancia y Familias de la Consejería de Igualdad ha iniciado diligencias informativas en el Centro para Menores con Trastorno de Conducta Prado de Santa María de Hornachuelos (Córdoba) a fin de establecer las "versiones dispares" sobre unos presuntos malos tratos alegados por cinco menores residentes en el centro en el cuartel de la Guardia Civil de la zona, las cuales se encuentran fugadas en estos momentos.

SEVILLA, 2 (EUROPA PRESS)

Según confirmaron a Europa Press fuentes de la Consejería, una vez elaborado el informe pertinente por parte del departamento, éste se elevará al Ministerio Fiscal. El centro ya denunció la desaparición de las menores el pasado domingo, precisaron las mismas fuentes, las cuales se encuentran en estos momentos en paradero desconocido.

El centro de menores Prado de Santa María, de régimen abierto y concertado con la Consejería de Igualdad y Bienestar Social, ha sufrido la fuga de cinco niñas que habrían formulado ante el cuartel de la Guardia Civil de Palma del Río una denuncia contra sus educadores por supuestos malos tratos.

La denuncia, según informaron a Europa Press fuentes de la investigación, habría sido ya recogida por un juzgado mientras el propio director del centro de menores habría denunciado por su lado la desaparición de estas niñas.

Por su parte, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, lamentó hoy la fuga de las cinco niñas del centro y recordó que en estos centros se producen situaciones "muy complicadas que a veces se centran en una sola persona".

En rueda de prensa celebrada con motivo de la presentación del Informe Anual del Menor de 2007, Chamizo indicó que estos centros está sujetos a situaciones "muy complicadas" en las que vienen a confluir los "problemas que pueda tener un educador y la problemática de algunos menores internos".

"Estas unidades tienen un programa muy terapeútico, pero son duros, porque los chavales necesitan reestructura su vida", incidió el Defensor. Así, apuntó que, aunque en general el tratamiento en estos centros está dando "buenos resultados", si se ha producido en este caso una vulneración de los derechos del menor, la Oficina del Defensor del Pueblo tomará parte en el asunto.

Asimismo, señaló que si estas cinco menores han denunciado a uno de los monitores por malos tratos "tendrán que tener alguna razón de peso", aunque matizó que "hasta que no se lleven a cabo las diligencias oportunas no se sabrá con certeza".

Otras noticias

Contenido patrocinado