Buscar

Defensor del menor andaluz ve "falta de coordinación" entre Guardia Civil y Policía de Menores en las niñas fugadas

4/07/2008 - 14:33

Defensor del Menor abre una queja de oficio para aclarar este suceso que considera "exótico" por la fuga de cinco menores a la vez

SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)

El Defensor Menor de Andalucía, José Chamizó, manifestó hoy que "parece que no ha habido una buena coordinación entre la Guardia Civil y la Policía de Menores" en las diligencias del caso de las cinco niñas fugadas del centro Prado de Santa María de Hornachuelos (Córdoba) a consecuencia de unos supuestos malos tratos que les llevaron a formular una denuncia ante el acuartelamiento de la Guardia Civil de Palma del Río, también en Córdoba, de las cuales, tres han aparecido hoy en Granada.

En declaraciones a Europa Press, Chamizo consideró que la Guardia Civil, a pesar de que ha actuado "legalmente" podría "haber retenido a las niñas hasta que llegara la Policía de Menores y las devolviera al centro".

Asimismo, apuntó que hay otro elemento de "confusión" en este suceso, y es que "es posible que haya una persona adulta, concretamente, la madre de una de las niñas que, sin ánimo de acusar a nadie, parece que es la que ha influido en estas menores para que salieran del centro".

"De todas maneras --indicó Chamizo--, hay una investigación judicial y de la Junta y desde la Oficina del Defensor hemos abierto queja de oficio para aclarar un hecho que resulta un tanto exótico, porque es cierto que de vez en cuando se da la fuga de una menor, pero no de cinco a la vez".

Efectivos de la Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía han localizado en Granada capital a tres de las cinco niñas fugadas del Centro para Menores con Trastorno de Conducta Prado de Santa María de Hornachuelos (Córdoba)

Fuentes de la Junta de Andalucía informaron a Europa Press de que las tres menores han sido localizadas en la zona norte de la ciudad de la Alhambra, en el domicilio de un familiar de una de ellas. Las cinco niñas se fugaron del centro de menores Arco Iris denunciando posteriormente a sus educadores ante la Guardia Civil, lo que motivó que la Dirección General de Infancia y Familias de la Junta de Andalucía abriera una investigación al respecto.

La consejera para la Igualdad y el Bienestar Social, Micaela Navarro, había considerado, de su lado, que la Guardia Civil actuó de forma "correcta" cuando dejó marchar a las menores tras comparecer estas en el cuartel de Palma del Río para registrar la citada denuncia, alegando que el centro es de régimen abierto y las aludidas no habían cometido delito alguno.

Contenido patrocinado

Otras noticias