Buscar

DESTACAMOS
¡Ya es el SuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

La Iglesia pide a la sociedad en una campaña que tome conciencia del drama de los menores migrantes vulnerables

13/01/2017 - 15:37

La Comisión Episcopal de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha destacado la necesidad de que "toda sociedad" tome conciencia del problema que afecta a los menores migrantes vulnerables y ha pedido a los Estados que respeten lo formado en la Convención sobre los Derechos del Niño, que debe estar "siempre protegido por encima de cualquier circunstancia".

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La Comisión Episcopal de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha destacado la necesidad de que "toda sociedad" tome conciencia del problema que afecta a los menores migrantes vulnerables y ha pedido a los Estados que respeten lo formado en la Convención sobre los Derechos del Niño, que debe estar "siempre protegido por encima de cualquier circunstancia".

Así lo ha puesto de manifiesto Juan Antonio Menéndez Fernández, miembro de la Comisión Episcopal de Migraciones, en un desayuno informativo para presentar una campaña de sensibilización con motivo de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2017, que se celebra este domingo 15 de enero con el lema 'Menores migrantes vulnerables y sin voz. Reto y esperanza'.

El encuentro, que ha tenido lugar en la sede de la CEE, ha contado con las intervenciones del director del secretariado de esta Comisión Episcopal de Migraciones, José Luis Pinilla, y el secretario general de Cáritas española, Sebastián Mora.

En el marco de la citada campaña que se desarrollará durante todo el año, la CEE ha recopilado el mensaje del Papa en el que invita a fijar la mirada en los niños migrantes porque "son menores, extranjeros e indefensos". "Ellos quienes más sufren las graves consecuencias de la emigración, casi siempre causada por la violencia, la miseria y las condiciones ambientales, factores a los que hay que añadir la globalización en sus aspectos negativos", señala.

Asimismo, los obispos de la Comisión de Migraciones ha lanzado un documento con un mensaje claro: "Debemos tomar conciencia de que los niños migrantes son una parte de esos menores de edad que sufren las consecuencias de la injusticia, de la falta de respeto a sus derechos fundamentales y de la indiferencia de la sociedad".

Además, se ha editado una revista, un cartel y un vídeo de algo más de dos minutos de duración para sensibilizar sobre este drama. "Para que no se produzcan imágenes como la de el niño Aylán en un playa, arribando a la Europa rica", ha subrayado Pinilla, que ha indicado que esa imagen genera una solidaridad "cortoplacista" y la preocupación por esta tragedia no puede ser "flor de un día".

Según ha destacado monseñor Menéndez Fernández, en esta materia existen tres retos importantes: un reto humanitario que es "proteger" los derechos de estos niños; otro cultural para promover la "cultura del encuentro"; y un tercer reto pastoral, ya que muchos de esos memores migrantes son cristianos y tienen "derecho" a expresar su fe. En este punto, ha advertido de que la sociedad española está "cambiando" y convirtiéndose en intercultural y multireligiosa.

Respecto a la situación de los menores migrantes en España, el secretario general de Cáritas española, ha pedido hacer un "esfuerzo" para lograr las reagrupaciones familiares que "cada vez son más complejas". Además, ha alertado de que el impacto de la crisis económica ha tenido especial incidencia en las familias migrantes y, sobre todo, en los menores. En este contexto, ha pedido un mayor esfuerzo para establecer mecanismos de integración a largo plazo.

Por otro lado, Mora ha alertado de que muchos migrantes se hallan en la actualidad en situación de irregularidad administrativa al haber perdido sus empleos, lo cual está afectando a los niños que no tienen acceso a servicios esenciales como la educación o la sanidad. Del mismo modo, ha denunciado la situación de los menores en los CIE y en los CETI.

Para el secretario general de Cáritas, hay que luchar contra la "frialdad", la "banalidad" de la injusticia, que es "cruenta", así como contra la "edificación colectiva de la impotencia". Además, Sebastián Mora ha afirmado que en los años de crisis "se ha dado un decrecimiento del dinero público" que ha obtenido Cáritas y ha reconocido el "esfuerzo" del Gobierno en materia de acogida a refugiados, pero ha denunciado que las partidas para integración de migrantes "se han aproximado a cero" en los últimos años.

La celebración de Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado en la Iglesia tiene su origen en la carta circular 'El dolor y las preocupaciones' que la Sagrada Congregación Consistorial envió el 6 de diciembre de 1914 a los Ordinarios Diocesanos Italianos.

En ella, se pedía por primera vez que se instituyera una jornada anual de sensibilización sobre el fenómeno de la migración y también para promover una colecta a favor de las obras pastorales para los emigrantes italianos y para la formación de los misioneros de emigración. Como consecuencia de esta misiva, el 21 de febrero de 1915 se celebró la primera Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado.

El 15 de enero la Iglesia celebrará la 103 Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, que tiene su origen en aquella iniciativa del papa Giacomo della Chiesa, el Papa número 258 de la Iglesia católica, que fue Pontífice entre 1914 y 1922.

Otras noticias

Contenido patrocinado