Buscar

DESTACAMOS
Hamilton consigue la pole en Azerbaiyán por delante de los Ferrari

El Observatorio de Violencia de Género pide al Congreso que sea delito injuriar a la pareja en internet

15/02/2017 - 18:48

El PSOE pedirá a la Mesa del Congreso que las comparecencias en la subcomisión de violencia de género sean públicas

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, Ángeles Carmona, ha inaugurado este miércoles 15 de febrero la subcomisión del Congreso que sentará las bases para un Pacto de Estado con una intervención en la que ha propuesto reformas legislativas como un cambio en el Código Penal que eleve a la categoría de delito la injuria en Internet cuando la perpetre el hombre sobre la mujer que es o ha sido su pareja.

En concreto, Carmona ha propuesto a los grupos parlamentarios "un nuevo delito de suplantación de identidad a través de las redes sociales y que se eleve a la categoría de delito las injurias que se difundan por Internet", algo frecuente cuando se produce violencia de género entre menores de edad, según ha explicado en declaraciones a los medios tras intervenir en la subcomisión, que se celebra a puerta cerrada.

"Hasta ahora esas injurias son lo que antes se llamaban faltas, es decir delitos leves, y pedimos que se eleven a la categoría de delito porque entendemos que la difusión en una red social de este tipo de injurias crea un maltrato sobre todo en el ámbito de la violencia de género terrible y suele ocurrir en parejas jóvenes y en momentos de crisis de pareja", ha explicado.

Carmona ha incidido en que "el procedimiento es muy difícil y complicado para las víctimas" por lo que "tienen que sentirse acompañadas", para lo que ha reivindicado la creación de unidades de valoración forense integral en todo el territorio nacional, algo que preveía la Ley Integral y que 13 años después de su aprobación, no se ha completado.

Además, ha propuesto otras iniciativas como "la eliminación del atenuante de confesión en delitos de asesinato y homicidios, que supone una rebaja bastante considerable de la pena" y que las declaraciones de las víctimas se graben para evitar que tengan que dar testimonio reiteradamente, así como que se reforme el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que permite a una mujer no declarar contra su marido aunque él sea el acusado y ella la víctima del delito.

FISCALÍA Y CGPJ, CONTRA EL DERECHO DE DISPENSA

En esta propuesta ha coincidido con la segunda ponente de esta primera sesión de la subcomisión, la fiscal delegada de Andalucía de Violencia a la Mujer y contra la Discriminación Sexual y de Género, Flor de Torres, quien ha incidido en que la vigencia del mencionado artículo "produce un vacío probatorio inmenso en los procedimientos", en línea con la posición que ha venido manteniendo la Fiscalía de Sala Delegada para la Violencia sobre la Mujer prácticamente desde su creación.

"Desde la Fiscalía lo que traemos a la subcomisión es una radiografía del estado procesal de los procesos judiciales y la doble victimización de las mujeres y propuestas de reformas legislativas", ha añadido la fiscal andaluza, para incidir en que reclama modificaciones sobre ese artículo "porque produce auténtica esquizofrenia tener leyes tan modernas y garantes de derechos como la Ley Integral con leyes procesales del siglo XIX".

También han coincidido las dos ponentes al solicitar que se tomen en consideración como violencia de género otras manifestaciones de violencia machista que suceden fuera del ámbito de la pareja como la agresión sexual, la ablación o el matrimonio forzoso, en línea con el mandato de la Convención de Estambul de la que España es parte.

SOLICITAN QUE LAS COMPARECENCIAS SEAN EN ABIERTO

La subcomisión arrancaba así con tres de las 60 ponentes que ofrecerán su perspectiva de distintos aspectos de la violencia de género a lo largo de las próximas semanas y con una posición proactiva y de altas expectativas entre los grupos parlamentarios, quienes esperan poder llegar a un gran pacto que incluya propuestas de mejora en la lucha contra esta lacra.

"Este pacto lo llevamos pidiendo mucho tiempo y es un clamor de la sociedad la necesidad de revisar lo que funciona mal, qué malas prácticas tenemos, identificarlas y tratar de corregirlas, ha señalado la portavoz de Igualdad del Grupo Socialista, Ángeles Álvarez, quien ofrecerá a los distintos ponentes "más de 150 asuntos" que su grupo ha venido identificando en la aplicación de la ley para reflexionar sobre posibles mejoras.

Para Álvarez, es además esencial que la subcomisión no sea a puerta cerrada y tanto los medios de comunicación como los ciudadanos tengan acceso a las comparecencias y así ha anunciado que lo solicitará a la Mesa del Congreso porque "es un tema de interés social de máximo nivel". Comparten su posición, al menos, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea; Ciudadanos y Compromís, como así han declarado sus respectivas portavoces en declaraciones a los medios.

En declaraciones a Europa Press, la portavoz de Igualdad del PP Marta González, ha afirmado que su grupo acatará "lo que la Mesa decida" ya que en su opinión, "no es intrínsecamente un problema" que las subcomisiones se retransmitan en abierto o permitan el acceso de la prensa, pero "otro problema distinto es que estén presentes personas afectadas".

"Es necesario que sean públicas --ha añadido por su parte la portavoz de Igualdad en Unidos Podemos, Sofía Castañón--. Aunque nos dicen que la sociedad está sensibilizada, no es así. Que precisamente exista una subcomisión sirve para sensibilizar más e ir a las causas últimas del problema, un montón de brechas como la salarial que no se están solucionando. Esperemos que esta subcomisión sirva para entender lo mucho que nos queda por hacer". En su opinión, es vital que "el informe que tenga lugar después" recoja "las necesidades existentes" para atajar los feminicidios.

"Esperamos que salga un pacto contra la violencia de género efectivo", ha apuntado en este sentido la portavoz de Ciudadanos, Patricia Reyes. En su opinión, "es necesario hacer un análisis riguroso de cómo se están haciendo las cosas, escuchar a las víctimas y supervivientes" y que ellas cuenten "qué está pasando".

Otras noticias

Contenido patrocinado