Buscar

DESTACAMOS
Garbiñe Muguruza 'aplasta' a la número uno del mundo y se mete en la final de Cincinnati

Cae una red que cultivaba marihuana para venderla en clubs cannábicos de Barcelona

16/02/2017 - 12:10

Se dedicaban también a crear asociaciones cannábicas para después vender la licencia a terceros

BARCELONA, 16 (EUROPA PRESS)

Los Mossos d'Esquadra han desmantelado una organización criminal que cultivaba marihuana para venderla después a asociaciones cannábicas de Barcelona, una operación en la que se detuvo el 7 de febrero a 12 personas de nacionalidades serbia, japonesa, bielorusa y española.

Se les acusa de los delitos de organización criminal, blanqueo de capitales y diversos delitos contra la salud pública, según ha informado este jueves la policía catalana en un comunicado.

La investigación comenzó en julio de 2016 tras encontrar una nave industrial en la que se cultivaba marihuana de la que se descubrió que formaba parte de una red de naves en la conurbación de Barcelona: El Prat de Llobregat, L'Hospitalet de Llobregat, Sant Andreu de la Barca, Rubí y Sabadell.

Los cultivos se destinaban a dos asociaciones cannábicas, una situada en el distrito barcelonés de Sant Martí y otra de la Barcelona: esta última es la primera asociación que se registró en Barcelona y en 2012 pretendía invertir más de un millón de euros en Rasquera (Tarragona) para el cultivo de marihuana.

La organización criminal se dedicaba también a crear asociaciones cannábicas que inscribía y registraba con la finalidad de vender la licencia a terceros y obtener ingresos en efectivo con el traspaso.

Los gestores de la red habían creado un entramado de empresas, algunas de ellas 'pantalla', que les servían para alquilar inmuebles, establecimientos, constar en los contratos de suministros y abrir cuentas bancarias para ocultar así la identidad de los miembros de la organización.

En este punto de la investigación, los agentes solicitaron la colaboración de la Unidad Regional Operativa adscrita al servicio de Vigilancia Aduanera, que depende de la Delegación Especial de Catalunya de la Agencia Tributaria, para lo que se creó un equipo conjunto.

Se evidenció que los investigadores habían realizado gastos en los últimos dos años por valor de 1,1 millones de euros y movimientos bancarios con imposiciones de efectivo en ventanilla o cajero por 500.000 euros.

La investigación, tutelada por el Juzgado de Instrucción 1 de L'Hospitalet y la fiscal adscrita a la Fiscalía Especial de Crimen Organizado y Tráfico de Drogas de Barcelona, culminó en las detenciones del 7 de febrero y registros en ocho domicilios, cinco naves industriales y las dos asociaciones cannábicas.

REGISTROS

En los registros, los agentes intervinieron 5.000 plantas de cánnabis, más de un millar de bolsitas de cánnabis y hachís preparadas para las asociaciones, 60.000 euros en efectivo, numerosa documentación y equipos informáticos.

Entre los 12 detenidos están los jefes de la organización, el tesorero y diversos profesionales cualificados que aportaban sus conocimientos en beneficio de la actividad criminal.

Los arrestados vivían en pisos de lujo y alquilaban coches de primeras marcas y llevaban un elevado ritmo de vida, y seis de ellos han ingresado en prisión mientras los otros seis han quedado en libertad con cargos.

Otras noticias

Contenido patrocinado