Buscar

¿Dónde están enterrados los dictadores del siglo XX? Franco seguirá en el Valle de los Caídos

9:11 - 2/03/2017
  • Las tumbas van desde las más sencillas hasta lugares de culto
  • Alemania, Italia, Portugal y Chile decidieron esconder las sepulturas
  • Rusia, Rumanía, China y Corea del Norte mantienen lugares destacados
La cruz del Valle de los Caídos es la más grande del mundo cristiano. Imagen: Reuters.

El Tribunal Supremo ha dictaminado que los restos de los generales Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera sigan en el Valle de los Caídos. Ha sido la respuesta judicial a una petición política que había cobrado fuerza en los últimos meses y que pretendía exhumar los restos del dictador para evitar que fuese un lugar de culto franquista. ¿Qué ha pasado con los dictadores de otras regiones del mundo?

El Valle de los Caídos es uno de los conjuntos monumentales más grandes del mundo. Patrimonio Nacional, este panteón tiene en su haber la cruz más grande del mundo cristiano, recibe cerca de 500.000 visitantes al año y ejerce sepultura para más de 33.000 combatientes de ambos bandos de la Guerra Civil española. Entre los cuerpos que se encuentran dentro se hallan Franco, general que mantuvo una dictadura desde el 1936 hasta 1975, y Primo de Rivera, fundador de la Falange Española.

Hoy día, pocos países mantienen a las personas que mantuvieron las dictaduras del siglo XX en este tipo de edificaciones. Los casos son dispares, según la nación se puede ver desde el entierro más familiar hasta el desconocimiento completo de dónde se encuentran los restos. Estos son algunos:

- Adolf Hitler. La muerte del dictador alemán supuso la rendición de Alemania en la Segunda Guerra Mundial. El general se suicidó en un búnker junto a su esposa y según la versión oficial, sus restos fueron quemados y enterrados. Nunca se ha reconocido su tumba. El búnker quedó totalmente sepultado por unos edificios bajo la ley alemana que prohíbe toda apología al nazismo. Su recreación en los últimos meses ha levantado varias polémicas en el país germánico.

- Benito Mussolini. Junto al alemán fue el gran dictador del siglo XX. Tras su rendición, fue fusilado y colgado en una plaza pública para después ser enterrado en su localidad natal, Predappio. Italia, como Alemania, sigue manteniendo la ley del silencio ante los actos del general.

- Iósif Stalin. Las teorías sobre su muerte van desde una apoplejía hasta las conspiraciones por parte de detractores. Sus restos fueron trasladados al exterior de la muralla del Kremlin y el busto de su tumba, junto a los líderes comunistas, puede verse desde la emblemática Plaza Roja de Moscú.

- Augusto Pinochet. Falleció por causas naturales en 2006. Sus restos fueron incinerados, repudiados por el ejército chileno y acogidos por su familia.

- Antonio de Oliveira Salazar. Dictador de Portugal desde 1932 hasta 1968, sus restos descansan en el pueblo donde nació (Santa Comba Dao), como Mussolini. Allí tenía además, un busto en su honor, pero fue derribado por la explosión de una bomba. Ahora lo único que conserva es una calle en la localidad.

- Mao Zedong. Máximo gobernante chino de la historia. Su figura sigue siendo motivo de culto en el país asiático y a día de hoy la Plaza de Tiananmen está presidida por un busto suyo, su mausoleo, una estatua y su cuerpo momificado.

- Kim Jong-II. Padre del actual dictador norcoreano, sigue siendo una celebridad en su país. Corea del Norte le despidió con un funeral de Estado y en todo el país se pueden ver estatuas de bronce, bustos y palacios en su honor. Su cuerpo se encuentra embalsamado en el Palacio del Sol de Kumsusan, considerado su mausoleo y el de su padre.

- Nicolae Ceaucescu. Este dictador gobernó Rumanía durante 22 años hasta que fue juzgado, culpado de genocidio, crímenes de guerra, daño a la economía y enriquecimiento personal y posteriormente ejecutado junto a su esposa mientras cantaba la Internacional y gritaba que la "historia le vengará". Fue enterrado en el cementerio de Ghencea, junto a Bucarest, donde el único recuerdo suyo que hay es la lápida. Eso sí, este lugar y donde murió se han convertido en lugares de culto por sus partidarios.

Por Adrián Arranz


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 1

#1
02-03-2017 / 11:04
Puntuación -2

En la Europa avanzada, demócrata y progresista, lo del enaltecimiento a Franco no tiene cabida.