Buscar

El Banco de Productos Acompartir pone en contacto a empresas y entidades para ayudar a personas necesitadas

20/05/2017 - 11:31
Más noticias sobre:

El Banco de Productos Acompartir se puso en marcha en el año 2013 con un claro objetivo: recuperar productos nuevos no alimentarios (higiene del hogar o personal, menaje del hogar, ropa, informática, calzado o papelería, entre otros) de las empresas que posteriormente se entregan a entidades que trabajan contra la exclusión social, un proyecto de emprendimiento social que surge para establecer alianzas entre el mundo empresarial y el Tercer Sector.

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Como explica a Europa Press la responsable de empresas de Acompartir, Miriam Tallada, de este modo se consigue no sólo la utilización de los productos "invendidos", sino que también se contribuye a reducir los desechos y preservar el medio ambiente de los productos contaminantes.

"La dignidad de una persona no radica sólo en poder alimentarse y tomar un plato caliente: también en contar con una cama, ropa, productos de aseo... Productos necesarios para una vida más digna", detalla la responsable, que cuenta con más de dos décadas de experiencia en el mundo del voluntariado.

No obstante, Tallada confiesa que no se pararon a pensar en el trabajo que implicaba la puesta en marcha de esta organización, que actualmente posee un equipo humano de cinco personas, a las que apoyan numerosos voluntarios. "Es la necesidad la que llama a la puerta; no es un trabajo, es un servicio", afirma.

El proceso para formar parte de este Banco de Productos es el siguiente: Acompartir recolecta los productos nuevos (procedentes de casi un centenar de empresas del fin de sus 'stocks', cambio de series, fin de promociones o embalajes dañados, por ejemplo), que posteriormente se almacenan en Alcalá de Henares (Madrid) y se suben al catálogo en línea. Finalmente, las entidades solidarias (actualmente cerca de 300) hacen su pedido en función de sus necesidades, que reciben a través de una plataforma logística.

Por este motivo, el Banco de Productos está en continuo contacto con las empresas, con el fin de localizar los productos más demandados con el fin de ser un intermediario "activo y eficaz". "Todos los productos son necesarios, pero existe una mayor necesidad de pañales", precisa Tallada.

Este 2017, casi un millón de personas se beneficiarán de la labor de la organización, a quienes han hecho llegar cerca de 10 millones de productos. El objetivo para 2020 es llegar a 1,5 millones de beneficiarios, con 25 millones de productos y 700 entidades adheridas.

"ONG 2.0"

Acompartir se define como "una ONG 2.0" pues la gestión de las donaciones y de los pedidos se hace a través de un catálogo de la web que se puede consultar en 'http://www.acompartir.es/', que también ofrece la posibilidad de donar cestas solidarias por un importe máximo de hasta 50 euros a una serie de entidades solidarias.

Podrán beneficiarse de las ayudas todas aquellas entidades solidarias sin ánimo de lucro que estén registradas oficialmente y tengan el propósito de servir a los colectivos socialmente más desfavorecidos. Acompartir se compromete a dar a quien más necesita, con la garantía de que los productos donados no son reintroducidos en el mercado, sin que se produzcan entregas a particulares.

La labor de Acompartir se desarrolla en España (principalmente en Madrid, Vizcaya y A Coruña), aunque también han hecho envíos a otros países de Europa (sobre todo para ayudar a refugiados) y de América Latina, según precisa Tallada.

En otros países de la Unión Europea, existen iniciativas similares como AND France, que desde 2009 recoge los productos de un centenar de empresas y los distribuye a 340 entidades solidarias de Francia; o Goods to Give, de Bélgica, entidad activa desde 2013 que ha distribuido más de 1,6 millones de euros en productos nuevos no alimentarios a aproximadamente 100.000 personas en riesgo de exclusión social.

Otras noticias

Contenido patrocinado