Buscar

Adiós a la ola de calor: el lunes, el día más caluroso de toda la semana

17/07/2017 - 14:14
  • Las temperaturas bajarán hasta el viernes y subirán un poco el fin de semana
Más noticias sobre:
Imagen: Reuters

Las temperaturas irán bajando paulatinamente a lo largo de la semana hasta el viernes 21 de julio, y repuntarán ligeramente durante el fin de semana, pero no se prevén valores extremos por ascensos térmicos, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La portavoz de AEMET, Ana Casals, asegura en este sentido que la ola de calor ya está finalizada y que habrá una semana tranquila y con descensos térmicos "generalizados". Así, las temperaturas descenderán este martes 18 de julio en el extremo oeste mientras que el resto peninsular y Canarias experimentarán pocos cambios; además, se esperan nubes de evolución diurna que puede dejar chubascos y tormentas en Navarra, cordillera cantábrica, pirineo catalán y Aragón, y serán localmente fuerte en La Rioja, zonas de Navarra y sistema Ibérico.

Según Casals, el martes también puede dejar lluvias, aunque menos probables, en el sureste peninsular y en el este de la cordillera cantábrica y sistema central, y chubascos en las rías bajas de Galicia. En el resto del país no se esperan precipitaciones y habrá viento de levante en el estrecho y Cádiz con intervalos fuertes.

El miércoles 19 de julio, habrá un descenso más generalizado de las temperaturas salvo en la franja mediterránea, el valle del Ebro y Canarias. El descenso térmico será muy acusado en la meseta norte, cantábrica e interior de Galicia. En este sentido, Casals ha señalado que las temperaturas en Sevilla y Córdoba, donde se han registrado valores extremos históricos durante la ola de calor de la semana pasada, bajarán entre 4ºC y 5ºC, además de en el valle del Tajo y del Guadiana.

Las lluvias continuarán en el norte, en el cantábrico occidental y Galicia y en el norte de Navarra y Pirineos, que podría ir acompañadas de tormentas. Tal y como ha informado Casals, no se descartan tormentas dispersas en el norte de Castilla y León, Aragón y cordilleras prelitorales del Mediterráneo.

El jueves 20 de julio habrá un descenso "muy acusado" en el norte, según ha explicado Casals, que ha destacado que en País Vascos pueden bajar hasta 12ºC, "porque previamente va a hacer mucho calor", tal y como ha aclarado. No obstante, en el resto del país no habrá cambios.

Para el jueves también se esperan chubascos en el cantábrico y norte de Navarra, con algunas tormentas, que serán menos probables en la cabecera del Ebro, Aragón, pirineos y sistema ibérico. Además, habrá tormentas en el interior de la Comunidad Valenciana y Murcia y en las sierras este de Andalucía. En Canarias habrá régimen de alisos y lluvias débiles en las islas occidentales de más relieve.

A finales de la semana, el viernes 21 de julio las temperaturas experimentaran pocos cambios, aunque empezarán a subir en algunas zonas de la península como el alto Ebro.

Mientras tanto, las nubes de evolución diurna en el norte peninsular dejará algunos chubascos, también en el Sistema Ibérico, Teruel, Baleares y el interior de la Comunidad Valenciana. En Carias podría haber lluvias de carácter débil, sobre todo en las islas occidentales de mayor relieve. En cuanto al resto del país, estará poco nuboso o despejado.

El sábado y el domingo habrá un aumento ligero de las temperaturas, aunque "sin alcanzar valores extremos", según ha asegurado Casals, que ha subrayado que, en general, el fin de semana tendrá un "tiempo estable", con algunas lluvias ocasionales o tormentas en el área cantábrica y pirineos, así como en el prelitoral mediterráneo, sin ningún cambio en Canarias.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.