Buscar

La expareja de Juana Rivas retiraría las denuncias si le entrega a sus hijos antes del 7 de agosto

EFE.jpg
EFE
16:31 - 1/08/2017
  • Busca un acuerdo sobre la custodia a través de la vía italiana
  • Juana Rivas sigue ilocalizable desde que la semana pasada
Más noticias sobre:
Manifestación a favor de Juana Rivas. Imagen: Efe

Francesco Arcuri, la expareja de Juana Rivas, tratará de abrir con los letrados italianos de las dos partes nuevas negociaciones y está dispuesto a retirar las denuncias que ha interpuesto ante la justicia española si sus hijos menores llegan a Italia antes del día 7.

Juana Rivas sigue ilocalizable desde que la semana pasada incumplió la orden judicial de entregar a sus hijos al padre, que reside en Italia.

Según ha explicado el letrado Adolfo Alonso, la expareja de Rivas se ha puesto este martes en contacto con su abogado italiano con el objetivo de solicitar la "apertura de negociaciones".

Esta nueva vía pretende poner en contacto a los letrados que tienen los dos progenitores en Italia, país en el que residía la pareja con los dos menores antes de que Juana Rivas regresase, para buscar un acuerdo que resuelva la vía judicial abierta en España.

Además, Arcuri ha adelantado a través de su abogado que si sus dos hijos menores de edad aparecen en Italia antes del próximo 7 de agosto, hará "todo lo posible" para que las actuaciones judiciales en España se cierren.

Alonso ha recordado que este nuevo intento de alcanzar un acuerdo con Juana Rivas se desarrollará en Italia, dado que "el juez competente" es de este país, y que la ronda de negociaciones si se produce la protagonizarán los abogados representados en la causa italiana.

El 7 de agosto, fecha límite

Arcuri ha fijado el 7 de agosto como fecha límite para que sus hijos llegan a Italia, un día antes de que tanto él como Juana Rivas deban comparecer en el Juzgado de Instrucción 2 de Granada que ha asumido por la vía penal el caso.

Este juzgado ha incoado diligencias previas y ha citado a las partes el próximo martes día 8 después de haber rechazado las medidas cautelares que solicitó el padre italiano de los dos niños, entre ellas la detención de la madre.

Por otro lado, Alonso ha pedido a algunas asociaciones que han anunciado la posibilidad de convocar manifestaciones contrarias a las que apoyan a Juana Rivas que no las materialicen porque esta causa es un tema judicial que no se debe "sacar de contexto", tras lo que ha agradecido los apoyos recibidos hasta el momento.

Tras conocer ayer que el Tribunal Constitucional rechazó el recurso de amparo presentado por la madre, el padre de los dos menores reiteró que "siempre ha confiado en la justicia española" y apuntó que con ese paso "no gana nadie, solo pierden los niños".

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 2

#1
01-08-2017 / 16:46
ZUMBADA
Puntuación 1

HACE FALTA SER ZZORRA PARA APOYAR A ESTA PPUERCA

#2
01-08-2017 / 20:33
Yo tambien lo creo .... es un cachondeo
Puntuación 1

A esta se la está acabando el rollo, ya era hora. Supongo que estará localizada y pendiente de la enésima orden de entregar los hijos al padre.

!!! yo tambien lo creo la just-ic-ia española es un cachondeo !!!

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El flash: toda la última hora