Buscar

Activado el protocolo para la detención de Juana Rivas

9/08/2017 - 11:27
  • La Policía Judicial de la Guardia Civil y la Policía Nacional, en ello
  • El abogado de Juana Rivas cree que sería "sensato" que se entregara
  • Juana Rivas no compareció este pasado martes ante este juzgado
Manifestación por Juana Rivas. Imagen: Efe

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han activado el protocolo para la detención de Juana Rivas, la vecina de la localidad granadina de Maracena en paradero desconocido desde que incumpliera el 26 de julio la orden judicial de entregar a sus hijos al padre, condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito familiar, tras la orden dictada por el Juzgado de Instrucción 2 de Granada que la investiga por un posible delito penal de retención ilícita de menores.

La Policía Judicial de la Guardia Civil y la Policía Nacional han recibido ya la orden de detención y presentación emitida por el juez después de que Juana Rivas no compareciera este pasado martes ante este juzgado, ante el que estaba citada la madre de Maracena, que permanece en paradero desconocido.

Así lo han confirmado fuentes de la Guardia Civil acerca de esta notificación que se ha producido de forma simultánea en todo el ámbito nacional, una vez que el juez dictó el auto con la orden, después de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no pudieran localizar a la investigada para su puesta a disposición judicial este pasado martes, "ni en su domicilio, ni en el de sus familiares próximos".

No existe un dispositivo especial en la provincia para su búsqueda, sino que se sigue el protocolo habitual establecido, al no haber solicitud de "actuación concreta" por parte del juez en sentido contrario, al no tratarse de una investigación relacionada con terrorismo u otro supuesto de esa gravedad, han explicado las fuentes.

El abogado cree mejor que se entregue

El abogado de Juana Rivas, Juan Ramón Montero, ha asegurado que tomaría una "decisión muy sensata" presentándose ante el juez. Montero se hizo cargo de la presentación del recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional de Juana, después de que incumpliera la orden judicial de devolver sus hijos menores al padre, condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito familiar.

Una vez que se pronuncie la Audiencia Provincial de Granada sobre el incidente excepcional de nulidad para la suspensión de la ejecución de esta orden judicial, presentado el mismo día 31 de julio en que el TC inadmitió el recurso de amparo, Juan Ramón Montero, del despacho de abogados Montero Estévez, ha indicado que sería positivo que Juana Rivas pusiera su "confianza en los tribunales de justicia".

El entorno de Juana Rivas espera, por su parte, el pronunciamiento de la Audiencia sobre el incidente excepcional de nulidad presentado por esta vecina para la suspensión de la ejecución del la orden judicial que la obligaba a entregar a sus hijos al progenitor, a fin de concretar los próximos pasos judiciales previstos.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
09-08-2017 / 12:14
Sebastián Triay Olmos
Puntuación 0

Si es muy sencillo, la policía tan sólo tiene que ira a registrar a fondo todas las casas de esas señoras que se han manifestado. Lo dice muy claramente la foto de esta web, lo dicen ellas, está en su casa. Un registro a fondo ladrillo por ladrillo.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.