Buscar

Los puntos ciegos en la investigación de la muerte de Pilar Garrido en México

13/08/2017 - 16:38
Más noticias sobre:
Pilar Garrido, la española asesinada presuntamente en México. Imagen: EFE

La española desaparecida en extrañas circunstancias el pasado 2 de julio en Tamaulipas (México), ha sido identificada gracias al ADN de su hijo en unos restos hallados por los investigadores hace dos semanas. 

Aunque su familia espera la confirmación de un laboratorio español, la investigación continúa para esclarecer el presunto asesinato de esta mujer, que volvía de pasar el día en la playa junto a su marido y su hijo en el vehículo familiar. 

Según relata el diario El Mundo, el fiscal de Tamaulipas ha hecho públicas las dos principales líneas de investigación: el secuestro por parte de dos menores fugados de un correccional a 100 kilómetros de esa carretera, o la acción del crimen organizado. Sin embargo, los propios investigadores descartan con cada pista seguida ambas hipótesis, lo que deja la resolución del supuesto crimen en una zona de sombras.

El marido de Pilar Garrido, como único testigo del incidente, relató que un joven obligó a su mujer a salir del coche cuando regresaban por la carretera. Este relato del secuestro coincide con la fuga de dos chicos de 16 años de un correccional. Sin embargo, los agentes que estudian el caso no contemplan que el menor no robase el coche ni ninguna de las pertenencias de la familia, y que tampoco pidiera rescate alguno horas después. Además, entre los restos de la mujer española se ha encontrado su reloj, lo que sigue alejando la hipótesis de un robo. 

Una respuesta del crimen organizado tampoco resulta convincente para los investigadores. Al parecer, en esa zona no se han producido secuestros, Pilar Garrido no estaba relacionada con actividades ilícitas y este tipo de bandas suele 'presumir' de sus asesinatos, dejando alguna nota al lado de los cadáveres para reivindicar su acción. 

Con el único relato del marido de Garrido, los agentes tratan de confirmar su testimonio, con algunos puntos que han suscitado la sospecha. Por ejemplo, que éste no denunciara el secuestro hasta el día siguiente, y que hubiera lavado el coche en el que viajaron en ese espacio de tiempo. Por estos motivos, todavía está considerado un sujeto investigado en este caso. 

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.