Buscar

La Justicia francesa prohíbe a unos padres incluir la 'ñ' en el nombre de su hijo

EFE.jpg
EFE
12:46 - 14/09/2017
  • Fañch, que nació el pasado 11 de mayo, tendrá que llamarse Fanch
Más noticias sobre:
Imagen: Efe

La Justicia francesa prohibió a una pareja registrar a su bebé como Fañch, nombre de origen bretón, al considerar que es la letra "ñ" no está reconocida en la lengua francesa, informa la prensa local.

El tribunal de gran instancia de Quimper (Bretaña, noroeste de Francia) fue el encargado de anunciar la decisión. Fañch, que nació el pasado 11 de mayo, tendrá que llamarse Fanch, sin la tilde sobre la "n".

La historia del nombre del pequeño ha tenido varias idas y venidas desde que Jean-Christophe y Lydia Bernard, los padres, intentasen registrar el nombre de Fañch en el Ayuntamiento de Quimper.

En un primer lugar, el registro civil del Consistorio se negó a hacerlo, pero después rectificó y aceptó, ante la presión mediática y de algunos políticos regionales. Sin embargo, la Fiscalía de la República intervino en el caso y los padres comparecieron ante el tribunal el pasado 5 de julio.

El Consejo Cultural de la región de Bretaña refutó el argumento de la administración por el que la "ñ" se considera foránea. "Aunque haya desaparecido hoy de la escritura francesa normalizada, formó parte de los genes de la lengua francesa y está viva en las tradiciones escritas como las bretonas y vascas, lenguas patrimoniales reconocidas por la Constitución", señaló.

Bretaña es una de las regiones con mayor identidad cultural en Francia reflejada en su propia lengua bretona, de origen céltico.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.