Buscar

Eurocámara pide mejorar la accesibilidad de páginas web y terminales de pago para las personas discapacitadas

14/09/2017 - 17:52
Más noticias sobre:

El pleno de la Eurocámara ha reclamado este jueves incluir también los dispositivos para libros electrónicos, páginas webs, servicios audiovisuales para dispositivos móviles y terminales de pago en la lista de productos y servicios esenciales que deberán garantizar su accesibilidad para las personas discapacitadas en virtud de las nuevas normas propuestas que todavía deben negociar los Veintiocho y el Parlamento Europeo.

BRUSELAS, 14 (EUROPA PRESS)

El proyecto de Acta europea de la accesibilidad establece criterios para hacer más accesibles una serie de productos y servicios y la lista propuesta incluía hasta ahora los cajeros automáticos, las máquinas expendedoras de billetes y de facturación, los ordenadores y sistemas operativos, los teléfonos y televisores, así como los servicios bancarios, el comercio electrónico y el transporte, incluido los servicios urbanos como el metro, autobús, ferrocarril, tranvía y trolebús.

Los eurodiputados han reclamado ampliar la lista para incluir también los dispositivos para libros electrónicos, páginas webs, servicios adiovisuales para dispositivos móviles y terminales de pago en una resolución aprobada este jueves -por 537 votos a favor, 12 en contra y 89 abstenciones-- en la que fijan su postura negociadora. Las negociaciones entre la Eurocámara y el Consejo comenzarán una vez que los Veintiocho aprueben acuerden su posición.

Las normas no impondrán soluciones técnicas detalladas para los productos y servicios a fin de garantizar su accesibilidad con el objetivo de permitir que se desarrollen opciones innovadoras y se ceñirán a las nuevas infraestructuras o construcciones y las obras de renovación sustanciales.

Además, las microempresas, es decir, las que emplean a menos de diez personas y cuya facturación anual no rebase los dos millones de euros estarán exentas de cumplir las nuevas normas.

Estas también introducen salvaguardas para evitar que generen una carga "desproporcionada" para las empresas, aunque los eurodiputados han avisado de que no se podrá alegar carga desproporcionada por cuestiones como falta de prioridad, tiempo o conocimientos.

Unas 80 millones de personas tienen algún tipo de discapacidad en la UE y se calcula que en 2020 habrá unas 120 millones de personas con discapacidades múltiples y/o menores al ritmo de envejecimiento actual.

Los eurodiputados también han considerado "fundamental" que las nuevas normas incluyan no sólo a las personas con discapacidad sino también "a aquellas con limitaciones funcionales temporales o permanentes", como es el caso de las personas ancianas, embarazadas y las que viajan con equipaje.

Otras noticias

Contenido patrocinado