Buscar

"Buenismo", "postureo", "posverdad" y "heteropatriarcado" entran hoy en el Diccionario de la RAE

EFE.jpg
EFE
20/12/2017 - 12:31 | 13:45 - 20/12/17
  • Se presentan más de 3.000 enmiendas y adiciones a la edición digital
Más noticias sobre:

"Buenismo", "postureo", "heteropatriarcado", "posverdad" y "aporofobia" son algunas de las nuevas palabras incluidas desde hoy en el Diccionario en red de la Real Academia Española, según han anunciado hoy el director de la institución, Darío Villanueva, y la directora del texto, Paz Bataner.

El Diccionario ha incorporado desde este miércoles 3.345 modificaciones entre nuevas palabras (adiciones de artículos), definiciones (adiciones de acepciones), matizaciones en las definiciones (enmiendas de acepción de forma compleja) y supresiones de vocablos que ya no se utilizan.

Entre estos cambios se encuentra también la matización de que "sexo débil" se trata de una expresión "despectiva o discriminatoria", como ya anunció que haría el pasado mes de marzo.

En el Diccionario, que incorpora términos como vallenato, se ha revisado la denominación de "oficios" que solo estaban en género masculino, como "jueza", que se recogía hasta ahora como "mujer de juez", o "embajadora", como "mujer de embajador".

El director de la RAE ha insistido en que "jamás" harán un Diccionario "políticamente correcto" ya que sería "destruirlo" pero ha explicado que están trabajando en que sea el "más igualitario" hasta la fecha.

Villanueva ha aprovechado la presentación de la nueva versión de Diccionario en línea para hacer un llamamiento contra la incorporación "indiscriminada" de anglicismos en la lengua castellana.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
20-12-2017 / 20:11
paco
Puntuación 0

FALSO. Han rechazado la palabra.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El flash: toda la última hora