Buscar

Expertos en cuidados paliativos piden una ley nacional de atención integral al final de la vida

26/01/2018 - 10:00

MADRID, 26 (SERVIMEDIA)

Expertos en cuidados paliativos han pedido una ley de atención integral al final de la vida de ámbito nacional, es decir, que se aplique por igual en toda España, con motivo de la celebración del 'Seminario Internacional: cuidados paliativos y sociales vs. eutanasia', organizado por varias asociaciones y que tiene lugar este viernes en el Congreso de los Diputados.

Políticos, legisladores, expertos en cuidados paliativos y ciudadanos pondrán sobre la mesa el panorama nacional e internacional de la eutanasia y debatirán sobre la aplicación de los cuidados paliativos en la eliminación del dolor y el sufrimiento del paciente al final de su vida.

En declaraciones a Servimedia, el doctor Jacinto Bátiz, jefe del área de Cuidados Paliativos del Hospital San Juan de Dios de Santurce (Vizcaya) y secretario de la Comisión Central de Deontología (CCD) de la Organización Médica Colegial (OMC), explicó que "con este seminario queremos llegar a los políticos para que se apruebe de forma definitiva una ley que regule la atención del paciente en el final de su vida, o lo que es lo mismo, una ley de ámbito nacional de cuidados paliativos para que morir sea igual en una comunidad autónoma que en otra".

"Llevo 24 años trabajando en paliativos y a mí todavía ningún paciente me ha pedido la eutanasia. Lo que sí nos piden es que les ayudemos a no sufrir. El dolor lo podemos tratar con morfina, y si tenemos que dar dosis muy altas porque el paciente está en fase terminal y el dolor es insufrible, lo hacemos y esto no es eutanasia. Si, además de esto, evitamos colocarle tubos o hacerle pruebas que ya son inútiles, conseguiremos eliminar este sufrimiento al paciente", añadió.

El doctor Bátiz, encargado de moderar la cuarta mesa redonda de la jornada: 'Los buenos cuidados paliativos ¿hacen obsoleta la eutanasia?', subrayó que al final de la vida "también podemos eliminar el sufrimiento con la sedación, que sólo disminuye la consciencia y no acelera el momento de la muerte. Para garantizar estos cuidados a los ciudadanos necesitamos profesionales bien formados con actitud de paliativos y más recursos".

EUTANASIA VS. CUIDADOS PALIATIVOS

En esta misma línea, la presidenta de la Asociación Familia y Dignidad Humana, Lourdes Méndez, también apoyó la creación de una ley integral de cuidados paliativos, ya que "la eutanasia no se puede considerar una muerte digna y en los países donde es legal esta práctica produce 'la teoría de la pendiente resbaladiza', es decir, que una persona puede decidir por la vida de otra persona".

En la actualidad la eutanasia es legal en Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Suiza, Alemania, Canadá, Colombia y en los estados norteamericanos de California, Oregón, Washington, Colorado, Vermont y Montana.

Méndez, que clausurará este seminario, destacó que "con esta jornada queremos abrir los ojos a los legisladores para que comprueben que la muerte digna disfrazada de eutanasia no es la solución".

La inauguración de este evento corrió a cargo de Carlos Salvador, diputado por Navarra (UPN) en el Congreso, y Jaime Mayor Oreja, presidente de la Fundación Valores y Sociedad. Este último declaró a Servimedia que "la ciencia puede ayudar a morir dignamente con los cuidados paliativos y no tenemos que destruir la dignidad de la persona con el derecho al suicidio".

"Nosotros apoyamos estos cuidados, que no son cuidados asentados en la eutanasia. La eutanasia es dar un nuevo derecho que es el de poder suicidarse y esto es la destrucción de un pilar de la civilización. La ciencia tiene hoy instrumentos capaces de aliviar el dolor y ayudar a una muerte digna sin destruir la dignidad de la persona", añadió.

Este seminario ha sido organizado por la Fundación Valores y Sociedad, la Asociación Familia y Dignidad Humana, la Fundación Jérôme Lejeume España, la Federación Europea One of Us y Political Network for Values.

(SERVIMEDIA)

26-ENE-18

ABG/caa

Contenido patrocinado

Otras noticias


El flash: toda la última hora