Buscar

ÚLTIMA HORA:
Muere el dibujante Antonio Fraguas, Forges, a los 76 años de edad víctima de un cáncer

En prisión un profesor por abusar sexualmente de una de sus alumnas durante más de tres años

13/02/2018 - 10:14
  • La víctima, 12 años cuando empezó, recibió 3.000 llamadas en un año
  • El profesor, al no aceptar el rechazo de la joven con 15 años, la acosó
  • Se le acusa de los delitos de abusos sexuales continuados durante 3 años
Más noticias sobre:

La Guardia Civil ha detenido en la provincia de Málaga a un profesor de un centro educativo acusado de un delito de abusos sexuales de manera continuada durante más de tres años hacia una menor, alumna del mismo centro y que tenía 12 años cuando comenzaron los hechos. La autoridad judicial ha decretado su ingreso en prisión incondicional.

La investigación se inició tras la denuncia de la madre de la menor la cual manifestó que su hija había sufrido abusos sexuales continuados por parte de su tutor, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Por tal motivo, los agentes exploraron a la menor y, desde el primer momento, dieron credibilidad a su relato gracias a la riqueza y amplitud de datos descriptivos que aportó sobre las circunstancias en las que se cometieron los abusos, por lo que comenzaron a practicar las diversas pesquisas y gestiones para identificar al docente.

De las actuaciones practicadas se confirmó la veracidad de los hechos denunciados poniendo de manifiesto cómo el citado profesor habría abusado de la confianza de la menor y de su superioridad, en el marco de la relación docente-alumna, para conseguir su propósito criminal durante más de tres años consecutivos.

La controlaba y acosaba con cartas y llamadas

El tutor sometió a su alumna a un fuerte control de sus actividades, imponiéndole una serie de obligaciones diarias para saber en todo momento qué hacía y con quién se encontraba.

Durante este periodo de tiempo la víctima no contó lo que sucedía a ninguna persona, ni tan siquiera a sus padres. Sin embargo, cuando la menor tomó verdadera conciencia de la situación en la que se hallaba, decidió enfrentarse a su agresor y cesar los abusos que estaba sufriendo.

El profesor, que no aceptaba el rechazo de la menor, comenzó a acosarla constantemente con llamadas telefónicas, llegando a realizar más de 3.000 en un año, mensajes continuos y numerosas cartas de amor, para impedir el cese de esa relación, mostrando unos celos enfermizos e incluso llegando a amenazar a todos aquellos chicos que tenían algún tipo de contacto con la víctima. Asimismo, el acoso y las amenazas se extendieron también a las redes sociales de las que la menor era usuaria.

Tras coordinar las actuaciones con la autoridad judicial, los agentes han detenido al profesor y ha practicado el registro de su domicilio, donde se han aprehendido numerosos dispositivos de almacenamiento digital, discos duros y ordenadores, entre otros efectos relacionados con estos hechos.

Al profesor se le acusa de los delitos de abusos sexuales continuados, acoso sexual y corrupción de menores, decretando la autoridad judicial su ingreso en prisión incondicional por tales hechos.

La investigación, que continúa abierta ante la posibilidad de la existencia de más víctimas, ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo Emume (Equipo Mujer-Menor) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
13-02-2018 / 23:50
PROFESORES ASQUEROSOS
Puntuación 1

¡Excelente noticia! ¡A prisión! Y seguro que, encima, suspendía a la pobre alumna.

En Cataluña ha habido casos similares, de profesores y hermanos Maristas. Casos que han salido a la luz, al cabo de varias décadas. ¡Es realmente asqueroso!

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El flash: toda la última hora