Buscar

Cientos de miles de mujeres tiñen de lila Barcelona para exigir la igualdad

EFE
8/03/2018 - 21:02

Barcelona, 8 mar (EFE).- Más de 200.000 personas, según la Guardia Urbana, y 600.000, según los organizadores, la inmensa mayoría mujeres, han teñido hoy de lila el centro de Barcelona en la mayor manifestación feminista que se recuerda en la capital catalana con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Bajo el lema "Nos paramos para cambiarlo todo", las manifestantes han reclamado la plena igualdad de las mujeres y han denunciado la discriminación, los agravios y la violencia machista.

La manifestación se ha celebrado en un ambiente festivo y reivindicativo y se ha tenido que iniciar antes de lo previsto porque la confluencia de la avenida Diagonal y el paseo de Gràcia se ha visto desbordada por la masiva afluencia, han explicado los organizadores.

La mayoría de las participantes han ido vestidas con prendas de color negro y lila y con lazos, bufandas, gorros, globos, pancartas y paraguas de este último color.

La multitudinaria manifestación ha estado encabezada por representantes de asociaciones feministas y ha acabado en la plaza de Catalunya con la lectura de un manifiesto, titulado "¡Juntas somos más!" a cargo de las actrices Nausicaa Bonnin, Anna Alarcón y Maria Pau Pigem, la cantante Gemma Humet, y las hermanas del grupo "The Sey Sisters", Yolanda Sey y Kathy Sey.

Las manifestantes, entre las que ha habido mujeres de todas las edades, abuelas, muchas madres con sus hijas y escolares, han desfilado coreando gritos como: "¡No son muertas, son asesinadas!", "¡Estamos hasta el culo de tanto de tanto tío chulo!", "!Las calles serán feministas¡, "¡Visca, visca la lluita feminista! o "¡Sin las mujeres no hay revolución!".

Más de medio millar de mujeres periodistas se han sumado a la manifestación con lemas como "Los medios serán feministas o no serán" o "El titular será siempre nuestro".

Un numeroso colectivo de camareras de hoteles han participado en la manifestación coreando cánticos como: "¡Por un euro y medio, que limpie el hotelero!".

Marta Padrós, representante del movimiento que ha organizado la huelga feminista de hoy, ha declarado a Efe que han tenido que comenzar la manifestación 15 minutos antes de lo previsto "porque el paseo de Gràcia estaba desbordado".

Además del paseo de Gràcia, otras calles adyacentes también se han visto desbordadas "con más gente que nunca", ha señalado Padrós, que ha valorado positivamente la jornada de huelga porque "ha servido para visibilizar a la mujer trabajadora".

Padrós ha resaltado que el mayor seguimiento de la huelga de hoy se ha producido en los sectores de la limpieza, la restauración y hostelería, la sanidad y la educación", y, aunque ha asegurado que ha habido "un buen seguimiento" se ha quejado de que "los servicios mínimos han sido abusivos".

Con motivo de la jornada reivindicativa de hoy, el Ayuntamiento de Barcelona ha iluminado con color lila las fuentes del paseo de Gràcia.

El manifiesto leído en la plaza de Catalunya recuerda a las mujeres que lucharon en la Segunda República, en la Guerra Civil, las que combatieron el colonialismo y "las que formaron parte de las luchas antiimperialistas", pero se advierte: "queda mucho por hacer y nosotras seguimos luchando".

El manifiesto llama a decir "¡basta!" a todas las violencias machistas que "nos atraviesan" y que son "cotidianas e invisibilizadas" y "¡basta! a la opresión de nuestras orientaciones e identidades sexuales".

También se reclama valorar y visualizar el trabajo doméstico "que nadie quiere reconocer, ya sea en casa, mal pagada o como economía sumergida".

En el manifiesto, cuya lectura ha sido acogida con numerosos aplausos por las congregadas, también se denuncia "una escalada de represión en Cataluña", se condena las "cargas policiales del 1-O" y se pide "la inmediata suspensión de la aplicación del artículo 155 de la Constitución".

En el ámbito laboral, el manifiesto pide poner "fin a la discriminación salarial por el hecho de ser mujer, de menosprecio y de acoso sexual en el trabajo".

También se denuncia que "ser mujer es la principal causa de pobreza" y critica "las normas y las políticas opresivas contra las mujeres migrantes" y el "neoliberalismo salvaje", además de pedir la despenalización del aborto y "una educación pública, laica y feminista libre de valores heteropatriacales e imperialistas".

"Ya basta de ser utilizadas como reclamo", reivindican las mujeres en este documento, que repudia que se considere el cuerpo de la mujer como "mercancía o objeto".

Tras la lectura del manifiesto, la manifestación ha concluido con varias actuaciones musicales que se alargarán hasta pasadas las diez de la noche.

Además de esta manifestación, a lo largo de todo el día y en toda la geografía catalana se han sucedido los actos y las concentraciones que también han sido multitudinarias, especialmente, en Girona, Lleida y Tarragona.

Otras noticias

Contenido patrocinado