Buscar

DESTACAMOS
Siga el gran partido de LaLiga: Atlético vs Betis

Una obra de arte con los datos de 346.000 chinos reabre el debate sobre la privacidad

EFE.jpg
EFE
12/04/2018 - 10:58
  • Entre los datos publicados en su trabajo hay nombres, edades o teléfonos
  • El artista admitió que "había violado la ley sin duda" con la app QQ
Más noticias sobre:
Imagen: Getty

Las autoridades de la ciudad china de Wuhan (centro) han retirado de una exposición una obra de arte que mostraba los datos personales de 346.000 ciudadanos, ante la sospecha de que el autor ha violado el derecho a la privacidad de éstos, informa hoy la revista digital china Sixth Tone.

La obra, consistente en decenas de hojas con esos datos desplegadas en una pared de una galería, ya avisaba con su título, 'Secretos de 346.000 Ciudadanos de Wuhan', y su autor, Deng Yufeng, afirmó que su intención era de hecho denunciar el excesivamente fácil acceso a datos privados de la gente.

Entre los datos publicados en su trabajo hay nombres, edades, números de teléfono y de matrícula de automóvil, domicilios, itinerarios de viaje o registros de compras. La policía ordenó la retirada de la obra y confiscó los ordenadores de Deng y algunos de sus documentos.

El artista admitió en declaraciones a Sixth Tone que "había violado la ley sin duda" y quería con ello abrir el debate en torno a la privacidad.

Deng señaló que para reunir todos estos datos había utilizado la aplicación de mensajería QQ, desde la que había comprado los datos al precio de un céntimo por persona, por lo que el trabajo completo le había costado menos de 5.000 yuanes (unos 800 dólares).


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.