Buscar

La Fiscalía pide 66 años de cárcel para el líder de los 'Miguelianos' por un total de 21 delitos

2/05/2018 - 14:24
  • Por un delito de asociación ilícita y 12 contra la integridad moral
  • También por cinco de coacciones y delitos contra la libertad sexual
Más noticias sobre:

El fiscal de la causa conocida como de los 'Miguelianos' pide una pena total de 66 años de prisión para el líder de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel por un delito de asociación ilícita, 12 contra la integridad moral, cinco de coacciones, y delitos contra la libertad sexual -uno de agresión sexual continuado y dos de abuso sexual continuado-.

Así consta en el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, y en el que se mantiene que Miguel Rosendo fundó la asociación "con el ánimo de dominar y manipular a sus miembros para someterlos a su voluntad, por el uso de violencia o intimidación mediante técnicas de adoctrinamiento basadas en la persuasión coercitiva, bajo la excusa de la religión que profesaban, y así satisfacer tanto sus deseos sexuales como ejecutar actos de beneficio personal o lucrativo".

Para ello, entiende que contó con la colaboración de Ivana Lima, superiora de las consagradas; Iria Quiñones, consagrada; Esteban R. M., padre general de los consagrados y persona de confianza del líder; José Carlos A.M.; Belén E.F., vocal de la junta directiva; y Dolores E.L., fiscal de la orden. Para cada uno de ellos pide dos años de prisión por asociación ilícita.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
02-05-2018 / 17:55
El crítico
Puntuación 1

Para que piden tantos años de cárcel si despues están en la calle mas pronto que tarde.

La justicia y los jueces son una burla a los ciudadanos como lo son tambien aquellos que quieren derogar la prisión permanente revisable.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.