Buscar

Barcelona detecta 956 personas durmiendo en la calle y 2.099 en alojamientos

EFE
17/05/2018 - 14:45
Más noticias sobre:

Barcelona, 17 may (EFE).- Un total de 956 personas duermen en la calle en Barcelona, 70 menos que en el recuento del año pasado, y 2.099 alojadas en equipamientos, 93 más, según el recuento que han hecho esta noche voluntarios de la Red de Atención a las Personas sin Hogar (XAPSLL, en sus siglas en catalán).

El año pasado, Barcelona detectó 1.026 personas durmiendo en la calle y 2.006 en recursos residenciales de la XAPSLL o en equipamientos municipales.

En el recuento de este año han participado 925 personas -de las cuales el 50 % son voluntarios nuevos, según ha destacado el portavoz de la XAPSLL, Joaquim Corral- que han recorrido la ciudad entre las diez de la noche y las dos de la madrugada divididas en 287 grupos que han salido desde 13 puntos de encuentro diferentes.

Según los datos obtenidos por distritos, Eixample concentra el mayor número de personas durmiendo en la calle con 217, seguido por Ciutat Vella (210), Sants-Montjuïc (172), Sant Martí (112), Sarrià-Sant Gervasi (57), Gràcia (52), Horta-Guinardó (43), Nou Barris (42), Les Corts (30) y Sant Andreu (21).

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha destacado que, aunque son 70 personas menos que el año pasado, "no es una buena noticia para la ciudad".

"El fenómeno del sinhogarismo, a pesar del estancamiento, está muy presente en la ciudad de Barcelona y necesitamos políticas y compromisos firmes, como aumentar la capacidad de los alojamientos", ha asegurado Ortiz.

El Ayuntamiento prevé poner en funcionamiento 20 alojamientos de inclusión para personas solas o parejas en la calle Tánger en octubre de 2018 y durante 2019 se abrirán centros en la calle Alí Bei, con 15 alojamientos con servicios para familias sin hogar, y en la calle Mestres i Casals, con 15 para personas solas y parejas.

El sinhogarismo tiene "explicaciones multicausales", según Ortiz, pero hay "tres factores que guardan relación con la creciente exclusión residencial: el aumento del precio del alquiler, la inexistencia de un parque público suficiente y la precarización del mercado laboral".

La teniente de alcalde ha destacado el esfuerzo del Ayuntamiento en la lucha contra este fenómeno, al que en 2015 dedicaba 26,85 millones de euros anuales y que ahora ya ha alcanzado los 34,21.

Ortiz ha asegurado que "Barcelona continúa teniendo la voluntad de atender a todo el mundo" pero ha cargado contra el resto de administraciones y les ha pedido "una respuesta conjunta", que incluya políticas supramunicipales para hacer frente al fenómeno, como un sistema de rentas mínimas garantizadas, un cambio en las políticas migratorias, la fijación de máximos en los alquileres o la revisión del uso de pisos vacíos.

"Los países que están saliendo adelante con esto es porque tienen políticas de Estado en relación al acceso a vivienda; nosotros atendemos los síntomas, pero la causa es una exclusión residencial cada vez mayor", ha lamentado la portavoz de la XAPSLL, Maite Mauricio.

En el caso de las personas que viven en asentamientos, la cifra ha aumentado hasta las 536 durante el primer trimestre de 2018, mientras que 2017 cerró con una media de 444 personas viviendo en ellos.

Organizado por las 38 entidades que forman parte de la XAPSLL, incluido el Ayuntamiento de Barcelona, el recuento de este año es el sexto y el tercero consecutivo que cuenta con el apoyo del consistorio.

El objetivo de esta actividad es sensibilizar a los ciudadanos sobre la problemática del sinhogarismo, contabilizar el alcance del fenómeno en una noche concreta y detectar nuevos espacios de pernoctación en la ciudad.

Contenido patrocinado

Otras noticias