Buscar

Uno de cada 10.000 niños en todo el mundo puede presentar un déficit de la hormona del crecimiento

17/05/2018 - 19:04
Más noticias sobre:

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

Uno de cada 10.000 niños en todo el mundo puede presentar un déficit de la hormona del crecimiento, una de las patologías más frecuentes en la clínica de endocrinología pediátrica, según indicaron varios expertos en el IL Congreso Nacional de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica (SEEP), que se celebra en Bilbao hasta este viernes.

Según informó la SEEP, dentro del congreso se celebró hoy el simposio satélite 'Seguimiento de la talla baja: ¿Es la adherencia un factor a tener en cuenta?', en el que los especialistas subrayaron que el déficit de la hormona del crecimiento es un trastorno metabólico en el que influyen factores como la alimentación, enfermedades físicas e, incluso, alteraciones sociales.

La doctora María Dolores Rodríguez Arnao, jefe de la Unidad de Endocrinología Pediátrica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, de Madrid, explicó que las causas pueden ser múltiples: "La más frecuente es que, generacionalmente, bien por talla familiar o bien por población en concreto, la genética limita la talla a ciertos niveles. No es lo mismo ser de padres de Suecia, que tienen una sociedad del bienestar desde hace mucho tiempo con tallas altas, a ser de una población nativa con deficiencias nutricionales en las que la talla está disminuida".

En la actualidad no solo se dispone de información para diagnosticar la enfermedad, sino que también se cuenta con recursos para tratarla. En este contexto, esta especialista señaló que el cumplimiento de las dosis de tratamiento y la adherencia es un factor fundamental para que el tratamiento sea correcto y efectivo. De hecho, la falta de adherencia es considerada un problema a nivel internacional.

"Hay muchos estudios a nivel internacional que estudian la adherencia a medicamentos de cualquier tipo de patología crónica, ya sea de forma oral o inyectable, como es el caso de la hormona del crecimiento, que se inyecta cada día de forma subcutánea. Sin duda, la no adherencia es un gravísimo problema en todas las enfermedades crónicas y, en este caso concreto, de los trastornos del crecimiento", añadió la doctora Rodríguez Arnao.

En cuanto a la importancia de la detección precoz, esta experta destacó que "la talla patológica no es un problema estético, sino un problema médico, y hay que intentar optimizarla, porque muchas veces la falta de talla adecuada indica que hay deficiencia en alguna de las hormonas o de los factores que se necesitan para crecer normalmente".

(SERVIMEDIA)

17-MAY-18

ABG/caa

Contenido patrocinado

Otras noticias


El flash: toda la última hora