Buscar

El proyecto ALPAN llega a 500.000 menús repartidos en comedores sociales

EFE
14/06/2018 - 14:16
Más noticias sobre:

Barcelona, 14 jun (EFE).- El proyecto ALPAN (Alimentos para necesitados) ha repartido el menú número 500.000 en el comedor de la parroquia de Santa Tecla, en el barrio de Sants de Barcelona, tras más de 6 años de actividad en toda la ciudad.

La iniciativa, que fue promovida en 2012 por el Rotary Club y por la Asociación de Voluntarios de "la Caixa", permite que cada mediodía se proporcionen hasta 600 comidas, entre menús y reparto de materias primas, en siete centros sociales.

"Cuando empezamos en 2012, entregamos 50 comidas el primer día, ahora, entre los 300 menús y la materia prima que proporcionamos a los comedores que tienen su propia cocina, llegamos a los 600", ha detallado en rueda de prensa Cristina Marsal, una de las responsables del proyecto.

A día de hoy, son siete los centros sociales donde se reparten los menús del proyecto, cuatro de ellos comedores sociales de las parroquias de Sant Eugeni Papa, la de Santa Tecla, la de Sant Joan d'Horta y la de Sant Fèlix d'Àfrica.

El acto de conmemoración de los 500.000 menús se ha celebrado en la parroquia de Santa Tecla, que según ha explicado el responsable del comedor, Florián Gutiérrez, suele dar comida a entre 60 y 70 personas cada día, con la ayuda de 23 voluntarios.

En este comedor -ha subrayado Gutiérrez- el perfil de usuarios son "un 70 % personas solas, sobre todo procedentes de América Latina", aunque también asisten "matrimonios y, en verano, también sus hijos, que ya no van al colegios".

En el proyecto participan unos 50 voluntarios y cerca de 30 hoteles de toda la ciudad, que preparan 50, 60 o incluso 100 menús diarios, consistentes de un primer plato, un segundo, postres y pan y que "diseñan para cada comedor según las características de sus usuarios", ha detallado Marsal.

El responsable del Rotary Club en Cataluña, Albert Faus, ha asegurado que "el mérito del proyecto es de los hoteles que dan la comida y de los voluntarios que asisten cada día, de lunes a viernes, a los comedores".

Marsal ha destacado que "lo único" que esperan es "fracasar por falta de clientela", aunque ha asegurado que "cada vez hay más gente que acude a los comedores sociales".

"Todos tenemos un objetivo común, y es que la gente debe comer todos los días y que nosotros debemos ayudarles para que puedan hacerlo", ha señalado.

Por su parte, el rector de la parroquia de Santa Tecla, Joan Sabé, ha recalcado que este proyecto social "permite ayudar a las personas más vulnerables del barrio".

Ha afirmado que es un "honor acoger este menú número 500.000, coincidiendo con los 6 años del comedor social", algo que dice "está en sintonía total con el mensaje de Jesús".

Según el rector, los comedores sociales "dan aire de esperanza" a las personas vulnerables "para poder enfrentarse a su situación, que en muchos casos es muy delicada".

"Nuestra sociedad desafortunadamente necesita estos equipamientos para las personas que peor lo pasan", ha lamentado Sabé, que ha confiado que un día ya no sean necesarias.

Otras noticias

Contenido patrocinado


El flash: toda la última hora