Buscar

El metro de Viena reparte 14.000 desodorantes para paliar los efectos de la ola de calor

30/07/2018 - 16:29
  • Muchos trenes no tienen aire acondicionado
  • Estudian prohibir la comida en los trenes
Más noticias sobre:
Los olores fuertes es una de las cosas que más molestan a los pasajeros. Foto: Dreamstime

Puede resultar extraña pero los aires acondicionados no están tan extendidos en el centro y el norte de Europa y este verano, azotados por una ola de calor que no termina, les vendrían muy bien, especialmente en los trenes del metro. La empresa de transportes de Viena ha repartido 14.000 desodorantes para paliar la situación inusitada que viven.

La ola de calor que asfixia al centro y el norte de Europa, tiene consecuencias directas sobre el consumo. En concreto, peligra el suministro de cerveza en Alemania como ya informamos en días anteriores y parece que la empresa municipal de transportes de Viena quiere incentivar el consumo de desodorantes entre sus clientes.

La compañía 'Wiener Linien', pretende terminar con uno de los problemas que resulta más molesto para los viajeros, el olor a sudor de sus compañeros de transporte y que las altas temperaturas agravan. Para ello, ha repartido 14.000 desodorantes entre los viajeros.

Por ahora, "las reacciones de los pasajeros han sido muy positivas, nadie se lo toma demasiado a mal", explica a EFE el portavoz de 'Wiener Linien'.

A parte del olor a humanidad, este portavoz indica que "a muchos pasajeros del metro les incomodan los fuertes olores, sobre todo a aquellos que provienen de la comida rápida", por este motivo se estudia prohibir subir a los vagones con pizzas, kebabs o fideos asiáticos. Aunque la lista podría ampliarse o incluso vetar por completo la comida en el metro. Antes de tomar decisiones drásticas, 'Wieber Linien' ha pedido la opinión a sus usuarios mediante su web.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.