Buscar

Patricia Aguilar y su bebé vuelven a casa tras ser liberados de una secta peruana

10/08/2018 - 18:37
  • Fue captada cuando era menor de edad y estuvo desaparecida 18 meses
  • Su captor y padre de su bebé sigue detenido mientras se lleva a cabo la investigación
Más noticias sobre:
Patricia y su bebé fueron encontrados en la selva. Foto: EFE

Patricia Aguilar, la joven captada por una secta, viaja en estos momentos hacia España junto a su padre y su bebé en un vuelo procedente de Lima (Perú), según ha confirmado a Europa Press la abogada de la familia, María Teresa Rojas.

La joven ilicitana, que ahora tiene 19 años, fue captada cuando era menor de edad por Félix Esteven Manrique, autoproclamado líder de una secta, que la convenció para abandonar a su familia y viajar a Perú, circunstancia que sucedió pocos días después de que la joven cumpliese los 18 años.

Patricia Aguilar ha vivido durante el último año y medio en Perú con el hombre que la captó, padre además del bebé de unos dos meses que tiene la joven.

Desde su desaparición, la familia de Patricia Aguilar emprendió una laboriosa búsqueda que el pasado mes de julio dio sus frutos, cuando Alberto, el padre de la joven, se desplazó por sus propios medios a Perú y logró que las autoridades judiciales de aquel país abriesen una investigación para la detención, como así ocurrió del presunto captor de Patricia Aguilar.

La chica fue localizada en una peligrosa zona de la selva peruana, frecuentada por grupos de narcotraficante, de donde pudo ser rescatada. Mientras la joven ilicitana viaja rumbo a España, Félix Esteven Manrique permanece encarcelado en Perú toda vez que el Juzgado Penal de Lima acordó nueve meses de detención preventiva para él en tanto que se completa la investigación iniciada.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.