Buscar

Una perra callejera salva a un anciano con alzheimer que se perdió en Castellón

4/09/2018 - 16:47
  • El anciano se desorientó y pasó toda la noche a la intemperie
  • La perra no consintió separarse del anciano ni cuando le llevaron al hospital

Francisco, de 75 años y enfermo de alzheimer desapareció este fin de semana en Burriana (Castellón). El anciano salió de su domicilio y terminó desorientado en un monte cercano, la suerte es que Francisco no estaba solo, una perra callejera le siguió y veló por él hasta que fue hallado a la mañana siguiente.

Los hechos sucedieron el viernes, Francisco se perdió en un monte. El hombre ya de edad avanzada sufre alzheimer y se desoriento. La suerte o la casualidad quiso que una perra callejera le siguiera y cuidase de él durante toda la noche que pasó a la intemperie hasta ser localizado.

La familia de Francisco dio la voz de alarma y avisó a la Policía Local y a la Guardia Civil, en cuanto notaron la falta del anciano. Los cuerpos de seguridad peinaron la totalidad del término municipal hasta encontrarlo a la mañana siguiente. Alrededor de las 8:00 de la mañana del sábado, 1 de septiembre, los cuerpos policiales encontraron a Francisco en compañía de su guardiana.

La perra no consintió abandonar al anciano, no se separó ni un segundo de Francisco. Ni si quiera quiso abandonarle cuando lo trasladaron al hospital en ambulancia y tuvieron que llevarla a ella también. Tal ha sido el apego de este animal por el anciano, y tan mutuo, que la familia de Francisco la ha adoptado y es uno más en casa.

La perra tuvo que ser también atendida, llevaba meses en estado de abandono y sufría desnutrición. Ahora los dos recuperados, se han convertido en compañeros inseparables y tanto Francisco como su perra, a la que han llamado Estrella –ya que guió al anciano hasta lugar seguro-, se sienten felices de estar a salvo y compartir sus vidas.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.