Buscar

Una firma de moda británica quiere que Amy Winehouse diseñe su propia línea de ropa

4/01/2009 - 14:52

La cantante Amy Winehouse está negociando con la firma británica de moda Fred Perry las condiciones de un contrato para diseñar una colección de prendas de ropa propia, para la que ya ha presentado varios bocetos con sus ideas. Amy se mostró "emocionada como una niña y no podía dejar de hablar de ello cuando le confirmaron la noticia", según explicaron fuentes cercanas a la cantante, ya que se trata de una firma de moda muy reconocida en el Reino Unido. Igualmente, Amy está tratando de llevar un estilo de vida más saludable y se prepara para mejorar su imagen y poder afrontar renovada esta nueva etapa.

LONDRES, 4 (OTR/PRESS)

La cantante Amy Winehouse está negociando con la firma británica de moda Fred Perry las condiciones de un contrato para diseñar una colección de prendas de ropa propia, para la que ya ha presentado varios bocetos con sus ideas. Amy se mostró "emocionada como una niña y no podía dejar de hablar de ello cuando le confirmaron la noticia", según explicaron fuentes cercanas a la cantante, ya que se trata de una firma de moda muy reconocida en el Reino Unido. Igualmente, Amy está tratando de llevar un estilo de vida más saludable y se prepara para mejorar su imagen y poder afrontar renovada esta nueva etapa.

Amy Winehouse está intentando cambiar su imagen, su ritmo de vida, retomar su carrera y lograr éxitos en otros círculos. La firma británica de moda Fred Perry le ha ofrecido a Amy diseñar una línea propia de ropa bajo el amparo de la marca inglesa. La cantante se mostró entusiasmada "como una niña" al conocer la noticia, según informaciones del diario británico 'The Sun', recogidas por otr/press. A partir de ese momento, comenzó a plantearse cambiar y mejorar su deteriorada imagen. De hecho, estos días se ha podido ver a Amy jugando al fútbol en una playa de la Isla de Santa Lucía, en el mar Caribe, donde disfrutaba de unas vacaciones.

La cantante parece haber comenzado un régimen de alimentación más saludable, según ella misma explicó: "Me encanta la comida basura, siempre tengo. Sin embargo, puede provocar muchas enfermedades. Así que estoy tratando de comer cosas aburridas como las frutas y hortalizas en lugar de patatas fritas, curry y pollo frito". Para afrontar esta nueva etapa en la que Amy tratará de dejar definitivamente su adicción a las drogas, la cantante se ha propuesta ponerse en forma.

Es probable que quiera mostrar su mejor imagen antes de enfrentarse a los tribunales el próximo 12 de enero en Noruega para declarar sobre un caso que se produjo en 2007 en el país escandinavo, cuando las autoridades descubrieron a la cantante con una importante cantidad de cannabis por valor de 400 euros. La gravedad de este caso, más allá de lo económico, reside en que si fuese declarada culpable, Amy podría tener problemas para la obtención de un visado que le permita viajar a Estados Unidos, según explicaron sus abogados.

HISTORIA NEGRA CON LAS DROGAS

Sus problemas con las drogas comenzaron en octubre de 2007, cuando fue descubierta junto con su esposo, Blake Fielder, consumiendo marihuana en un hotel de Noruega. Posteriormente, en enero de 2008, fue difundido un vídeo donde presuntamente se observaba a Winehouse fumando crack. Desde ese momento se aceleraron sus problemas con las drogas, y pocos días después ingresó en un centro de rehabilitación por voluntad propia.

La historia de Amy Winehouse en el mundo de la música es muy reciente, ya que su primer álbum lo editó en 2003, bajo el título de 'Frank'. Sin embargo, su proyección internacional le llegó con su segundo trabajo, 'Black to black', del que vendió más de 11 millones de copias en todo el mundo. Desde entonces, además de su éxito en lo musical, Amy se ha convertido en un referente para algunas firmas de moda por su peculiar modo de vestir, sin embargo, si se confirma su contrato con Fred Perry, ese peculiar modo de vestir podría convertirse en moda.


Contenido patrocinado

Otras noticias