Buscar

El incendio en la Ciudad de la Justicia de Valencia obliga a suspender la actividad de cuatro juzgados

10/09/2017 - 13:34 | 19:11 - 10/09/17
  • En el momento del incendio había cuatro vigilantes
Más noticias sobre:
Vista de la puerta principal de la Ciudad de la Justicia. Imagen: Google Maps.

Un incendio declarado este domingo en la Ciudad de la Justicia de València ha obligado a suspender la actividad de cuatro juzgados de Primera Instancia -los números 1, 2, 3 y 4-, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en su cuenta de Twitter.

El fuego se ha registrado sobre las 12 horas por causas que, por el momento, no han trascendido, y ha afectado a los Juzgados de Primera Instancia 3 y 4, ubicados en la segunda planta. El humo se ha extendido también a la tercera.

Los bomberos han tenido que desalojar los juzgados de guardia y los calabozos que, transcurrido un periodo de tiempo, han recobrado la normalidad.

Como consecuencia del fuego, el TSJCV ha decidido suspender la actividad de cuatro órganos judiciales afectados por el incendio hasta que se reciba el informe de bomberos que descarte cualquier tipo de riesgo.

El fuego se ha dado por extinguido a medio día. No obstante, las unidades de bomberos continuaban con tareas de ventilación en el edificio judicial, han apuntado desde el Cuerpo Municipal de Bomberos de la ciudad.

En el momento del incendio había cuatro vigilantes de seguridad en el edificio que han resultado ilesos, según ha podido saber Europa Press.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado diferentes efectivos de bomberos del Parque Sur -UEX-3, UEX-2, BUP-7, AEA18-2 y AMB-7-, además de otra unidad de apoyo AEA 30-5 del Parque Norte.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.