Buscar

Un menor pierde la mano al explotarle un petardo en Nochebuena

26/12/2017 - 12:34
  • Presentaba lesiones leves tanto en el pecho como en párpados y córnea
Más noticias sobre:

Un menor de 13 años ha perdido la mano en Jaén después de que le explotara un petardo que se encontraba manipulando en la vía pública durante la noche del 24 al 25 de diciembre.

El niño permanece ingresado en planta del Hospital Materno-Infantil, donde se recupera de las heridas. Los profesionales médicos tuvieron que amputarle la mano izquierda "debido a la gravedad de las heridas", según han señalado fuentes sanitarias.

Además, presentaba lesiones, aunque de carácter leve, tanto en el pecho como en párpados y córnea, por las que ya está recibiendo también tratamiento oftalmológico y "no hay riesgo de pérdida de visión".

El suceso tuvo lugar sobre las 00:20 horas del 25 de diciembre, en la calle Murillo de la capital jiennense, según ha informado el 112 Andalucía. Fue un particular el que alertó a este servicio de emergencias pidiendo ayuda para un menor al que le había explotado un petardo cuando lo manipulaba.

Finalmente, fue un vehículo particular el que trasladó al chico hasta el centro hospitalario, donde ha sido intervenido y sigue ingresado. En el mismo suceso también se pidió ayuda para una bebé de corta edad que sufría molestias en los oídos como consecuencia de la explosión, aunque en este caso no se preció asistencia médica ni traslado hospitalario, según han precisado las mismas fuentes.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
26-12-2017 / 14:01
Puntuación 2

Y con qué lo estaba manipulando? O era demasiado fuerte y no debería tenerlo. En Alicante tuvo que morir un niño hace unos años, al impactarle en el cuello un petardo en una lata, para que empezaran a controlar de verdad la venta de los dichosos petardos.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

El flash: toda la última hora