Buscar

19/05 | El Economista EcoDiario

Luis Suárez, su rebeldía y la última lección de autoridad de Luis Enrique a Ancelotti

La ley de los vasos comunicantes entre Real Madrid y Barça también se traslada a los banquillos. La alegría de uno es la tristeza de otro y viceversa. Que se lo pregunten a Ancelotti y Luis Enrique. El primero camina en el alambre. Nadie en el Bernabéu pone la mano en el fuego por su continuidad. El último, mientras, respira pletórico y más que reforzado tras lograr la Liga y amenazar con un histórico triplete. Una gesta que se ha conseguido a golpe, en algunas fases de la temporada, de autoridad y mano firme en la gestión de sus rotaciones, al contrario que un Ancelotti puesto en duda precisamente por su incapacidad para manejar la suplencia de sus estrellas.