Buscar

La demanda de móviles en África crece a un ritmo del 550 por ciento

Europa Press
9/06/2010 - 13:26
Foto: Archivo.

El Mundial de fútbol ha disparado la demanda de móviles en África, un continente en el que el número de dispositivos crece a un ritmo del 550 por ciento anual.

La empresa Movilbank envía 20.000 móviles mensuales recogidos en Europa (Inglaterra, Irlanda, Francia y España). Estos móviles reciclados se destinan a países en vías de desarrollo como Kenia, Ghana, Nigeria, Uganda y Sudáfrica ofreciendo a sus habitantes, sobre todo de algunas zonas, la opción de disponer de líneas de comunicación, necesarias para la vida diaria.

Un reciente informe realizado por las Naciones Unidas ha puesto de manifiesto el vertiginoso crecimiento del sector de la telefonía móvil en África. En los últimos años los abonos a esta telefonía en el continente pasaron de 54 millones a casi 350 millones.

La telefonía fija, en desuso

Asimismo, revela que en África hay actualmente 10 veces más abonados a telefonía móvil que a líneas fijas. El motivo de este despegue del sector radicaría en el coste más bajo de la telefonía móvil en comparación con la telefonía fija.

A ello hay que sumarle otros factores entre los que destaca la fuerte inversión realizada, de cara al mundial de fútbol, por parte de los operadores en infraestructuras y la comunicación, en particular en las zonas rurales, proporcionando un medio de comunicación asequible que permite a las empresas funcionar de manera más eficiente y a las familias mantenerse en contacto con mayor facilidad.

Los más cotizados

Los modelos de móviles más cotizados, según movilbank, son los Nokia en concreto el 2310 y el 1100. Terminales de gama media muy valorados por sus prestaciones (linterna y radio), su fiabilidad y alto rendimiento de sus baterías. De hecho, se espera que un elevado porcentaje de la población de este continente vaya a utilizar el móvil para seguir los partidos del mundial, al carecer de otros medios.

Movilbank se dedica a recoger teléfonos móviles inutilizados, inservibles o rotos a cambio de dinero, los analiza y separa entre los que funcionan y no lo hacen, con el objetivo de reparar todos los teléfonos que sea posible para reutilizarlos. De esta forma, ofrece la posibilidad de deshacerse de su móvil sin dañar al medio ambiente y destinarlo si está en buen estado o se ha podido reparar a segundos mercados.

Del total de móviles recogidos el 75 por ciento son destinados a tal fin y el 25 por ciento restante que no se han podido reparar se envían a través de su filial CMR (Corporate Mobile Recycling) a plantas de reciclaje expertas en cada uno de los componentes.

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0